La semana pasada, un Tweet del gerente de la comunidad europea de Xbox, Graeme Boyd, apuntaba que el servicio Xbox Live Silver pasará a llamarse Xbox Live Free. Aunque IGN y otros medios aseguran que el cambio de nombre no afectará los servicios a los que pueden acceder las cuentas Silver, no podemos evitar preguntarnos si Microsoft no debería aprovechar la oportunidad para dejar de cobrar al usuario por ciertas funciones que son gratuitas en otras consolas.

Sin lugar a dudas, el caso paradigmático es PlayStation 3. Los poseedores de la consola de Sony pueden jugar online entre ellos sin pagar cuota alguna. Y para los interesados existe PlayStation Plus, una subscripción opcional que ofrece acceso a servicios adicionales como betas exclusivas o DLC gratuitos.

Xbox Live Gold cuenta con contenidos suficientes que justificarían su cuota mensual si el juego online acabase siendo gratuito: Netflix, Facebook, chat… Boyd decía en su Tweet que los tiempos están cambiando, así que Microsoft debería aplicarse el cuento y demostrarlo. ¿O no? ¿Estáis satisfechos con las condiciones de las cuentas Silver y Gold? ¿Creéis que un cambio de nombre es algo injustificado? ¿Ha llegado el momento de que el juego online sea totalmente gratuito?

Daniel Cáceres 26 | 10 | 2010