Shigeru Miyamoto lo ha confirmado, la nueva consola de la compañía japonesa, Wii U no tendrá un procesador a la última el día de su lanzamiento. La potencia de Wii U será equiparable a la que tienen PS3 y Xbox 360, pues ha admitido que para Nintendo, la mayor prioridad es ofrecer un producto competitivo en su precio.

También ha afirmado que no necesitan aprovechar al máximo la tecnología futura, ya que de esa forma la empresa debe invertir mucho dinero, prefiere utilizar la ya existente.

Wii U ha sido la sensación de Nintendo en este E3 gracias a su revolucionario mando de control, mezcla entre tableta y control clásico que permitirá interactuar con la televisión de forma activa.

Adrián Hernán 21 | 06 | 2011