Piers-Harding Rolls, afamado analista del sector interactivo perteneciente al gabinete IHS Screen Digest, ha hecho un estudio pormenorizado del panorama al que se enfrente Nintendo durante el presente año fiscal. Las principales armas de la compañía nipona son los lanzamientos que tienen preparados para los próximos meses (entre los que destacan juegos como New Super Mario Bros. 2 o Luigi’s Mansion 2), la renovación de la consola Nintendo 3DS con su versión XL y la puesta de largo de su prometedora Wii U.

LA CLAVE ESTÁ EN WII U

Para cumplir con las previsiones establecidas por Nintendo, Wii U debería vender nada más y nada menos que 4 millones de unidades desde su lanzamiento (aún por definir) hasta el mes de Marzo (cuando termina el año fiscal para Nintendo). De superarse esas unidades las previsiones podrían superarse ampliamente, y en el caso de que Wii U no tenga un despegue a la altura, Nintendo lo tendría difícil para conseguir las metas que se han propuesto.

Piers-Harding Rolls opina que hay dos pilares fundamentales que definirán si se alcanza o no el objetivo de 4 millones de unidades: el precio final de Wii U y la fecha de lanzamiento. Con una consola por encima de los 300 euros el riesgo de que suceda lo que ha ocurrido con sistemas como Nintendo 3DS y PS Vita es mucho mayor.

Sergio Melero 27 | 07 | 2012