Tras la reciente llegada del servicio de mensajería instantánea LINE a nuestro país, comienza a tambalear el el imperio de WhatsApp. A pesar de que las dos parezcan muy similares, las aplicaciones tienen entre sí varias diferencias que pueden ser clave a la hora de decantarnos por una o por otra, según el uso que le demos.

LINE-vs-WhatsApp

LINE, en términos generales, contiene todo lo que nos ofrece WhatsApp como base. Es decir, podemos chatear con nuestros contactos, buscar en nuestra agenda del teléfono a aquellas personas que queramos agregar a la aplicación, escribir emoticonos y todo ello de forma gratuita (excepto para iPhone, ya que la descarga vale un euro) con la única condición de que dispongamos de conexión a Internet.

En cambio, LINE integra todo esto y mucho más. En vez de los clásicos emoticonos de WhatsApp, tiene disponible las stickers, unas pegatinas con diseños completamente originales, muchos de ellos basados en la cultura japonesa. Además de esto, la diferencia fundamental entre ambos es que LINE permite realizar llamadas a través de Internet. Es decir, que puede funcionar como un Skype en nuestro móvil, y podemos hablar con quien queramos con el único coste de nuestra conexión.

Otro añadido importante es que LINE también está disponible para PC y Mac, y no solo para los dispositivos móviles. Recientemente, se ha integrado un traductor español-inglés a esta aplicación.

Además, tiene algunas expansiones que mejoran el servicio de mensajería: funciona también como una pequeña red social con TL, podemos hacer postales para felicitaciones espaciales con LINE CARD (iPhone y Android) e incluso dibujar con el dedo (iPhone).

Puedes ampliar la información de estos dos clientes de mensajería con la siguiente infografía.

Paloma Fabado 18 | 12 | 2012