Quien más y quien menos ha comprado alguna vez un videojuego de importación, especialmente atraído por los bajos costes de los mismos en el Reino Unido. Según se ha sabido recientemente, el gobierno del país va a investigar a todas las tiendas que realizan este tipo de ventas, que tienen sus centros comerciales en la Isla de Jersey, un paraíso fiscal. Play.com, Amazon, Zavvi o The Hut son algunas de las tiendas afectadas.

Ha sido George Osborne, Canciller británico, el encargado de realizar el anuncio. El próximo mes de mayo se realizará una investigación de todas estas cadenas de tiendas, por lo que la importación de videojuegos, tal y como la conocemos hoy en día, podría verse afectada y los precios de los juegos podrían variar.

Según ha explicado Osborne, esta evasión de impuestos es muy agresiva. Las tiendas británicas deben pagar impuestos por todos los productos cuyo precio sea superior a las 18 libras y realizando un cambio en la legislación actual, el gobierno británico podría recaudar hasta 4000 millones de libras más. Veremos qué sucede en mayo con la importación y las tiendas británicas alojadas en paraísos fiscales.

Antonio López 29 | 03 | 2011