Ubisoft ha publicado un vídeo que muchos usuarios estábamos esperando. En él muestran con detalle los gráficos que tendrá el Assassin’s Creed IV: Black Flag en su versión para la nueva generación de consolas, Xbox One de Microsoft y PS4 de Sony y lo cierto es que rozan la realidad.

GRAN AVANCE GRÁFICO CON EL AGUA

El productor asociado del juego, Sylvain Trottier, cuenta en el vídeo algunos detalles acerca de los avances técnicos que ha sufrido esta entrega de la saga. Comienza hablando sobre la calidad del mar lo cierto es que es de lo mejoricto que hemos visto en los últimos años. Utilizan ecuaciones de física para simular el movimiento y comportamiento de las olas, y lo hacen con un alto grado de realismo. Pero no solo la superficie, sino también con todos los elementos que están bajo ella.

Otro ejemplo que dan en el vídeo es la lluvia, haciendo referencia a las gotas que aún están cayendo y a los charcos formados en el suelo. Aseguran que cada gota de la lluvia se ilumina individualmente y utilizan Shaders para crear ondas dinámicas y charcos que reaccionan según la dirección e intensidad del viento.

El agua siempre ha sido una de las cuentas pendientes de la industria por la dificultad que supone representarla con un alto grado de realismo. Poco a poco se ha ido mejorando y en este aspecto no hay duda que Ubisoft ha pegado un salto. Donde también se ve un gran avance es en toda la vegetación. No solo en la submarina sino también en la terrestre, cuyos movimientos cuando llueve, hay mucho viento o Edward Kenway se oculta en ella es brutal.

Nacho Ros 13 | 09 | 2013