Se ha convertido, casi sin quererlo, en el gran fenómeno del momento. El nuevo anuncio de Volkswagen, emitido durante la final de Super Bowl, nos presenta a un pequeño niño disfrazado de Darth Vader que intenta mover todos los objetos posibles con el uso de la fuerza. El spot de televisión, que está causando sensación en Youtube y similares, ha lanzado al pequeño intérprete a la fama en EEUU.

Y es que, otra cosa no, pero el anuncio rezuma simpatía por todos los fotogramas y un sencillo traje junto con el uso de la mítica banda sonora de John Williams han conseguido que los internautas y espectadores de la Super Bowl se queden marvillados con la expresividad corporal del pequeño.

Lógicamente, Volkswagen estará más que satisfecha, pues ha conseguido llamar la atención del público con su último anuncio para televisión. Y es que, como se viene demostrando desde hace mucho tiempo, la originalidad en el ámbito de la publicidad no tiene límites:

Antonio López 09 | 02 | 2011