Si los desarrolladores “compran” sus votos en Greenlight repartiendo códigos gratuitos para descargar sus juegos, el proceso se vicia. Esto piensa Valve, que no está nada contento con esta práctica que se está extendiendo y normalizando en el servicio.

Alden Kroll, de Valve, ha publicado en la web una nota hablando precisamente de este tema:

No creemos que esos votos [los que vienen de códigos gratuitos] reflejen el interés del consumidor en el juego y hace más difícil nuestra tarea de decidir qué juegos los usuarios comprarían en Steam.

<
/blockquote>

Aunque Valve entiende que preparar concursos y  y dar códigos gratuitos pueda ser entendido como una forma más de marketing, no concuerda con el propósito de Greenlight, pues esos votos no se pueden traducir en gente interesada en comprar el juego.

Además, Valve ha empezado a tomar en consideración este tema cuando se evalúan los juegos para que pasen de Greenlight a Steam y los que sucumban a estas prácticas pueden ver como sus juegos tardan más de lo normal en dar el salto.


 

Fuente | Eurogamer

Imagen modificada de Peter Drach bajo Attribution 2.0 Generic

Rocío González en 11 | 02 | 2015