Un nuevo glitch de Bloodborne permite duplicar objetos del inventario de manera ilimitada, lo que haría mucho más fácil un juego cuya gracia reside precisamente en su dificultad endemoniada. Aprovechando el error veríamos muchas menos veces esta temida imagen:

Bloodborne has muerto
Pero, ¿dónde está la gracia entonces?

El error ha sido publicado por Kotaku y hace de la duplicación de ítems un juego de niños. Para aprovecharnos de este glitch solo hay que seguir unos pocos pasos. Necesitaremos un segundo personaje (cualquier clase) y llegar con él hasta el Sueño del Cazador con una piedrita. Con la caja vacía en ambas partidas, introducimos la piedrita con el personaje secundario y pasamos a la partida principal. En esta, colocamos en la caja el objeto a duplicar (solo uno) y después cada piedrita que introduzcamos se convertirá en una réplica del primer objeto que introdujimos.

El glitch no acaba aquí: si recogemos todos los duplicados menos uno, y vamos a comprar piedritas, todos los objetos comprados se replicarán automáticamente en la caja.

Esta forma de conseguir objetos ilimitados puede ayudarnos a subir de nivel a nuestro personaje y equiparlo con mejores armas y hacer, así, más fácil nuestro enfrentamiento con los jefes que nos esperan. Si tenemos en cuenta que el glitch va en contra de la naturaleza del juego de From Software, cuyo objetivo es desquiciar al jugador y poner a prueba su habilidad con retos de una elevada dificultad, no es difícil de imaginar que el estudio no tarde mucho en parchear este error. Si lo queréis probar no tardéis mucho, pero recordad que si abusáis arruinaréis la experiencia de juego. Advertidos quedáis, ahora, ¡corred insensatos! antes de que lo arreglen.

Rocío González en 31 | 03 | 2015