cartero ladron
Hace unos días nos enterábamos gracias a los compañeros de Vandal que un cartero norteamericano se podría enfrentar a una pena de hasta 18 meses de cárcel por el robo de videojuegos. Si, habéis leído bien. Reginald Johnson fue detenido recientemente cuando portaba 160 títulos que pretendía vender en el GameStop de su localidad. El total de robos asciende a 2.200 juegos en tres años.

Las investigaciones comenzaron cuando Gamefly –cadena de alquiler de videojuegos a distancia– comenzó a sospechar del cartero. En total, el valor de los objetos robados podría ascender a los 86.000 dólares. Lo mejor del caso es que Johnson se dio a la fuga cuando quisieron detenerlo, por lo que la pena podría ser mayor.

Evidentemente, nos resulta imposible no pensar en las veces que hemos pedido un juego de importación y jamás ha llegado a nuestros buzones. En la mayoría de las veces culpamos al sistema de correos de la “desaparición” y noticias como esta no hacen más que corroborar nuestras sospechas. Menos mal que aún existe la mensajería privada.
gamefly logo gamefly promo

Antonio López 22 | 10 | 2009