El Reino Unido, bajo el marco de la reforma que intentará incentivar la creación nacional de contenidos culturales, introducirá una nueva tasa a favor de los desarrolladores que integren en su producto algún valor cultural de reconocido prestigio, siempre y cuando tenga que ver con los valores británicos. El ejemplo más concreto lo tenemos en series como Downtown Abbey, cuya producción se verá beneficiada por esa tasa.

PREOCUPACIÓN POR PARTE DE LOS DESARROLLADORES

Por su parte, los desarrolladores de videojuegos piensan solicitar dichos incentivos como apoyo a la producción de sus títulos estrella. Pero no es un secreto para nadie que hay cierta preocupación dentro del sector por las restricciones de dicho plan cultural. Por ejemplo, un producto de la magnitud de GTA V podría quedar excluido de este plan por la temática que envuelve a la saga.

Lejos de promove expresamente algún valor británico destacable, el próximo videojuego de Rockstar ofrece, según algunos especialistas, una “visión grotesca e irreal de Estados Unidos”, por lo que el plan de fomento de desarrollo local que se aplicará en Reino unido a partir de primavera no contemplará este tipo de producciones. Mientras tanto, muchos desarrolladores piden que se revisen concienzudamente dichos incentivos, pues lo más competente sería fomentar la creación local en general.

En el sector del videojuego la situación era especialmente tensa, pues el gobierno había visto cómo en cinco años, UK había pasado de ser la tercera mayor desarrolladora de videojuegos al puesto sexto en 2011.GTA

Sergio Melero 04 | 09 | 2012