La empresa gala Ubisoft por fin podrá respirar tranquila, tras unos días un tanto convulsos después de que un bromista se hiciera pasar por el CEO de la compañía francesa, Yves Guillemot, y pidiera la retirada de Watch Dogs de USPTO (Oficina de marcas y patentes de Estados Unidos) del área que cubre videojuegos y programas electrónicos.

Durante varias horas hubo muchos rumores. Los más pesimistas indicaban que era el principio de la cancelación de Watch Dogs, mientras que otros aseguraban que Ubisoft iba a cambiar el nombre del juego. La compañía francesa salió a la palestra para indicar que ellos no habían retirado el nombre del juego del registro y que trabajarían para restaurarlo. Todo había sido obra de alguien desconocido, algún gracioso.

Watch Dogs

Varios días lleva Ubisoft trabajando para solucionar el problema en el que se han visto metidos sin tener culpa aparente y, finalmente, se ha solucionado. En el peor de los casos se iba a proceder a un cambio de nombre en el título, aunque fuera un verdadero palo tras más de un año promocionando el juego con el nombre de Watch Dogs. Finalmente, todo ha quedado en un susto y Watch Dogs seguirá siendo Watch Dogs y se lanzará en la próxima primavera para PC, PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y Wii U.

Nacho Ros 06 | 02 | 2014