Con el lanzamiento de FEAR 3, Juegos dB propone una serie de consejos y trucos que mejorarán vuestra experiencia de juego en las aventuras de Point Man, Alma Wade y Paxton Fettel.

– La exploración es crucial. Encuentra los depósitos de munición, los enlaces psíquicos y las muñecas de Alma que están escondidas en cada nivel. Los enlaces psíquicos y las muñecas de Alma se ocultan en lugares al azar, así que asegúrate de explorar a fondo cada escenario.

– Puedes incrementar tu puntuación al jugar en niveles de dificultad superiores o completando cada nivel lo más rápido posible. Usa tus habilidades especiales a menudo y combina desafíos para intentar maximizar la puntuación cada muerte.

– Escalar en el ranking mejora varias habilidades como la cantidad de munición, la salud y el tiempo de cámara lenta.

– Aumentar el rango es esencial para jugar en el modo de dificultad altos. Volver a jugar un nivel con un rango superior hace que sea más sencillo establecer un récord personal y competir por la primera posición en las clasificaciones.

– El arma de rayos de arco atraviesa las paredes y el suelo para alcanzar a los enemigos cercanos y puede alcanzar más de uno a la vez. Esto resulta de gran utilidad cuando los soldados Armacham están a cubierto.

– En el modo cooperativo, los vínculos psíquicos pueden ser compartidos o robados. Si quieres una alta puntuación individual, tendrás que robarlas. Si por el contrario deseas establecer una puntuación de equipo alta, deberás compartirlas. A pesar de que los enlaces psíquicos sólo suponen 750 puntos, al compartirlos esa puntuación se dobla otorgando un total de 1.500 para la puntuación del equipo.

– Los Phase Caster son uno de los enemigos más duros en FEAR 3. Asegúrate de acabar con ellos tan pronto como sea posible. Los Phase Caster seguirán pidiendo refuerzos hasta que acabes con todos.

– La clasificación está determinada por la puntuación total y las ventajas son las mismas en la campaña principal, el modo cooperativo y el multijugador. Si tienes problemas en un modo concreto, cambia al otro, sube de rango y vuelve a intentarlo.

Adrián Hernán 28 | 06 | 2011