Alex Mercer es un joven de 20 años víctima de una asociación secreta con objetivos no muy lícitos. Nuestro protagonista se ha convertido en una especie de siniestro superhéroe gracias a la absorción de su ADn después de su muerte, aunque a cambio, a adquirido la capacidad de reproducir las formas, estructuras y formas diversas.

Una juego digno de ser una reformulación de los juegos Sand Box (juegos “tipo GTA”). Desde luego hay muchas espectativas depositadas en este nuevo juego.

Javier Ortizá 12 | 02 | 2008