FX trae de vuelta a los ordenadores el clásico juego Trackmanía, esta vez en una edición de colección denominada Trackmanía Original Oro. Este juego para PC nos permitirá adentrarnos en el mundo de las carreras en un juego que vuelve para recordarnos que nunca es tarde para volver disfrutar de los buenos títulos.

En el 2003 apareció el primer Trackmania, juego que se convirtió en un rotundo éxito. Hoy, la empresa FX nos trae la posibilidad de revivir esta saga a través de la reedición oro. En Trackmanía nos encontramos con un sistema de juego sencillo, que nos llama a engancharnos desde el primer minuto con una carrera de coches lineal pero entretenida.

Nuestra misión en el juego es superar un numero de niveles en un tiempo determinado para conseguir dinero que gastar en mejorar los coches, lo que nos permitirá romper otra vez los tiempos de los circuitos y así conseguir más dinero. Siendo estos niveles los mayores atractivos del juego pues tendremos que estar preparados para todo desde cambios de velocidad extremos hasta saltos kilométricos.

Contamos con los modos: Campañas Oficiales, desafíos donde nuestra meta es obtener medallas y dinero; Carrera, donde sólo seremos nosotros contra el cronometro en el circuito de nuestra elección; puzzle, aquí retaremos a nuestra rapidez y habilidad pues tendremos que completar un circuito que está por piezas y en orden adecuado; Plataforma, como su nombre lo dice aquí la misión será cumplir con una serie de saltos en un tiempo determinado, con un número limitado de vidas y, quizás el más retador del juego, el modo Supervivencia, en el deberemos cumplir una serie de retos con una sola vida no existiendo la posibilidad de tener una segunda oportunidad.

Otro punto a favor de Trackmanía Original Oro es el modo multijugador en red con el que tras una breve inscripción virtual podremos enfrentarnos a jugadores de todo el mundo, en modo solitario o por equipos.

Gráficamente no podemos pedir mucho si tomamos en consideración que es un juego de cinco años atrás. Los circuitos están bien logrados aunque los detalles no son muchos pues se ha jugado bien con la texturización. El aspecto grafico cumple perfectamente con su cometido, y lo bueno es que no pesa mucho por lo que los jugadores de ordenadores menos potentes también podrán disfrutarlo. El sonido, de la misma manera, cumple su labor aunque no puede ser considerado como un elemento resaltante en el juego.

En Trackmanía Original Oro nos encontramos con un juego que nos brinda infinitas posibilidades de diversión, de manera muy accesible y que sin duda resultará un reto para cualquier jugador.

María Sánchez Montes 26 | 08 | 2008