Así es. La mítica desarrolladora y distribuidora de videojuegos, THQ, va a desaparecer. Los motivos son fundamentalmente económicos, puesto que la empresa no era rentable. Esta disolución implica la venta de todas sus propiedades, tanto en derechos sobre juegos como instalaciones y distintas divisiones de la compañía.

A continuación se muestran las cantidades económicas que han salido a la luz:

  • SEGA comprará Relic Entertainment por 26,6 millones de dólares.
  • Koch Media comprará Metro: Last Light por 5,8 millones de dólares.
  • Koch Media comprará Volition por 22,3 millones de dólares.
  • Crytek comprará Homefront por 500.000 dólares.
  • Ubisoft comprará THQ Montreal por 2,5 millones de dólares.
  • Ubisoft comprará South Park: The Stick of Truth por 3,2 millones de dólares.
  • Take-Two comprará Evolve por 10,8 millones de dólares.

No obstante, la duda sigue en torno a Vigil Games, así como que no se sabe si la compra de Volition incluye Saints Row.

QUÉ PASARÁ CON LOS EMPLEADOS

Lo cierto es que los que peor lo estarán pasando son los propios empleados de la compañía. En una carta difundida a todos ellos, THQ indica que, aunque no esté en su mano, lo más probable es que aquellos empleados cuyo juego o división haya sido comprado por otra compañía, mantengan su puesto de trabajo en condiciones similares a las actuales.

De hecho, se ha creado un hashtag en Twitter, #THQJobs, en el que otras compañías desean suerte a los futuros desempleados y les animan a que busquen en su empresa. Naughty Dog es un ejemplo claro de ello: “Buena suerte a todos los afectados. Si están buscando trabajo, Naughty Dog está contratando.”

Cada vez son más las compañías que se unen a este tipo de mensaje que, no cabe duda, es un gesto destacable que ojalá pudiera darse en todos los sectores de empleo.

Fuente: All Games Beta.

Nacho Ros 24 | 01 | 2013