The Legend of Zelda: Phantom Hourglass es uno de los juegos que mejores desafíos y atractivos ha traído para los seguidores de la saga Legend of Zelda desarrollados para la Nintendo DS. En esta versión además los novatos que recién se inician en esta legendaria saga tienen la posibilidad de conocer sobre la historia de la misma a través de una interesante y completa introducción.

El juego inicia cuando ya han pasado unos meses de todo lo sucedido en The Legend of Zelda: The Wind Waker y, ahora Link y Tetra junto a su banda de piratas se han ido a través del océano en búsqueda de nuevas tierras, rompiéndose la tranquilidad cuando encuentran un barco abandonado en el que Tetra cae en peligro al explorarlo y Link se pierde en el mar cuando intenta rescatarla. Link en la inconsciencia escucha voz de un hada que lo salva de la muerte y quien le ofrece su ayuda para buscar a Tetra, lanzándose desde ese momento Link en una aventura dentro de mares desconocidos.

En The Legend of Zelda: Phantom Hourglass el Stylus será básico para nuestro desempeño como Link, a través de la pantalla táctil supervisaremos todos sus movimientos y modos de combate. Con la doble pantalla podemos en cualquier momento visualizar el mapa y hacer anotaciones en el, apuntes de los enemigos e incluso trazar un camino a seguir por nuestra barca. El Stylus es la funcionalidad más atractiva del juego The Legend of Zelda: Phantom Hourglass.

Además, su modo multijugador en simultáneo gracias al modo inalámbrico permitirá que un jugador en el personaje de Link se enfrente a otro que haga de enemigo. La jugabilidad, efectos de sonido, desarrollo y guión superan a las versiones anteriores y hacen de este juego un título que de todas maneras debe ser jugado.

María Sánchez Montes 15 | 07 | 2008