take two
La editora Take-Two ha hecho público su balance de resultados económicos, del que no ha salido muy bien parada con respecto a años anteriores. Además, en un tono más positivo, la compañía zanja al fin el problema que le suposo el denominado asunto “Hot Coffee” o, lo que es lo mismo, el minijuego con posturas sexuales explícitas incluídas en GTA: San Andreas que los convirtió en el enemigo público número uno.

La compañía registra unas pérdidas de 55,5 millones de dólares, frente a los 51,8 millones de dólares de beneficios conseguidos durante el mismo periodo del año anterior. Los ingresos netos de Take Two se sitúan en 138,6 millones de dólares, cifra que el curso pasado alcanzó los 433,8 millones de dólares. Con todo, es de esperar que el año que viene consigan remontar el vuelvo con el lanzamiento de cuatro hipotéticos superventas como Max Payne 3, Bioshock 2, Mafia II y Red Dead Redemption.

En relación con el caso “Hot Coffee”, Take-Two y sus aseguradoras han alcanzado un trato por valor de algo más de 20 millones de dólares para solucionar el tema. 15 millones serán puestos por las aseguradoras, mientras que los cinco restantes saldrán del bolsillo de la propia compañía. Este peliagudo asunto surgió cuando algunos hackers descubrieron un minijuego sexual oculto en San Andreas, minijuego que en teoría había sido borrado de la memoria del título. Aparecieron mods o parches que permitían su uso tanto en PC como PS2 y Xbox, lo que molestó a diferentes organizaciones y le cuesta la clasificación Adults Only al título.
dolares hot coffee

Antonio López 02 | 09 | 2009