Entre los escenarios bloqueados te esperan muchas sorpresas, ¿Qué esperas para desbloquearlos? Disfruta de una vez de estos parajes misteriosos y sobre todo novedosos que el juego trae para ti. Algunos de los ambientes bloqueados inicialmente en el juego son:

Green Hill Zone. Sonic nos trae un escenario secreto lleno de misterios en el que no exageramos si decimos que la Sega Genesis parece haber regresado encarnada en una consola de Nintendo. Si te gustan los detalles notarás que todos los detalles del juego de Sonic han sido reproducidos fielmente en este escenario incluyendo las praderas y construcciones llenas de curvas para que Sonic pueda desplazarse a velocidad como acostumbra. Ten cuidado ya que el ataque puede originar que el terreno se parta en tres. En Green Hill Zone debes ponerle atención a todos los objetos que vayan apareciendo, rivales, y también, a Tails, Knuckles y Silver, personajes que pueden aparecer en cualquier momento en el escenario.

Barco Pirata. Este barco aparece en el juego The Legend of Zelda. The Wind Waker, y ha sido recreado para Super Smash Bros Brawl con un estilo bastante colorido. En este barco vivirás muchas experiencias y te estará acechando el peligro por lo que no debes distraerte. No sólo los rivales estarán en tu contra, aquí puede sorprenderte un tornado o una tormenta, pero no te preocupes, la calma llegará a este barco que sin importarle nada a salido a ver que le espera en el camino y,

Escenarios secretos de Melee. De la versión anterior hay algunos escenarios que se encuentran bloqueados, entre ellos: Jungla Jocosa, cuidado con las aguas turbulentas alrededor de la choza de Cranky Kong; Green Greens, isla flotante en el aire que retará tu capacidad de equilibrio, Estadio Pokémon, predecesor de Estadio Pokemón 2 donde el terreno también puede pasar por cuatro estados, el Tipo Fuego, Agua, Roca Y Hierba que si los sumas a los cuatro novedosos del nuevo Estadio Pokemón te darán ocho ambientes de pura diversión; y, Big Blue, donde podrás ir sobre la nave F-Zero y enfrentarte a tus rivales.

María Sánchez Montes 01 | 07 | 2008