Ayer se presentó oficialmente el nuevo iPhone 4S y hace unos minutos el The New York Times ha publicado que Steve Jobs, el visionario fundador de la compañía Apple, ha muerto a sus 56 años de edad en Palo Alto, California.

Era de conocimiento público que Jobs mantenía una dura batalla contra el cáncer que poco a poco fue minando su imagen pública así como la propia imagen de la compañía de la manzana. Hasta el punto de que el pasado mes de agosto el cáncer de páncreas que sufría le llevó a dimitir de su cargo como CEO de Apple.

Durante su vida consiguió ser el modelo y orgullo estadounidense de todo director general empresarial. Tras dominar la tecnología digital y su innata intuición acerca del marketing, Jobs consiguió definir el presente y futuro de la industria de los ordenadores, la nueva tecnología digital y el nuevo sentido de Internet. Este dominio le llevo a ser uno de los hombres más ricos del Planeta con una fortuna valorada en 8.300 millones de dólares. Su impacto en la historia ha sido comparado con el magnate de los coches Henry Ford o Walt Disney -a quien Steve Jobs admiraba abiertamente-.

Si Jobs tenía un lema este provino del catálogo publicado por Stewart Brand entre 1968 y 1972 llamado The Whole Earth Catalog. Jobs declaró que este catálogo le había influido profundamente de joven e incluso lo utilizó en su discurso de graduación en Stanford (2005). The Whole Earth Catalog concluye con la frase: “Mantente hambriento, mantente loco”.

“Siempre he deseado eso para mí”, dijo.

Apple, por su parte, ha publicado este mensaje en la página web oficial de la compañía: “Apple ha perdido a un genio visionario y creativo, y el mundo ha perdido a un ser humano increíble. Todos los que hemos tenido la oportunidad de conocer y trabajar con Steve Jobs hemos perdido a un querido amigo y a un maestro inspirador. Steve deja atrás una compañía que sólo él podía haber construido, y su espíritu estará por siempre en la fundación Apple.”

Fuente: The New York Times

Gracia Maltes 06 | 10 | 2011