Según han explicado desde BioWare, el esperado MMO Star Wars: The Old Republic, se pondrá a la venta como “region free”, es decir, que no tendrá limitaciones territoriales y que podrá ser importado de cualquier país si es que no tenemos la suerte de poder encontrarlo en el nuestro.

“BioWare y LucasArts están completamente centrados en la construcción de un juego excepcional y en ofrecer un servicio excepcional. Desafortunadamente, para lograr este objetivo de un juego excepcional, cierto territorios no podrán acceder al servicio de lanzamiento” comentó Stephen Reid, de la compañía.

A lo que añadió: “No hay planes de hacer un bloqueo regional o de IP a los usuarios del juego. Puede que estos experimenten algunos problemas de lag si no juegan en un territorio de lanzamiento”. Esto quiere decir que si, por ejemplo, un jugador de Australia (donde el título llegará más tarde) compra su copia en España (por decir algo), podrá usarla igualmente, ya que no hay cierre regional, aunque podría tener problemas con su conexión en algunos momentos.

Antonio López 10 | 08 | 2011