LucasArts nos trae un nuevo título de la famosa saga Star Wars. Star Wars: El Poder de la Fuerza con lanzamiento el 19 de septiembre en las plataformas PSP, PS2, PS3, Xbox 360, Wii y Nintendo DS, nos traslada a los acontecimientos nunca antes contados entre el episodio III y el IV. Esta información causó mucha expectativa entre los seguidores que quieren saber que sucedió en esa parte de la historia y, aunque la temática es buena, a veces el juego nos hace pensar que sus realizadores no dieron al 100 por ciento en este título.

En Star Wars: El Poder de la Fuerza, la calificación sobresaliente se la lleva sin discusiones el tema y la forma narrativa de la historia. En este juego en un principio seremos Lord Sith Darth Vader y nuestra primera misión será dar muerte a un Jedi que se encuentra escondido. Todo bien hasta que tomamos interés en el entorno y detectamos el primer punto negativo del juego: los gráficos.

El desarrollo gráfico esta poco cuidado, los entornos no bien trabajados, el modelado de personajes y escenarios es básico, y, si tomamos en cuenta que este juego ha sido desarrollado para consolas como PS3 o Xbox 360 –que permiten un despliegue gráfico impresionante en muchas ocasiones- simplemente concluimos que no es la consola sino que no hubo mucho interés en dedicarse a estos detalles.

En relación a la jugabilidad, podemos decir que es buena. Contaremos con los poderes y armas características como la telekinesis y el sable láser. Además, para los momentos de lucha tendremos todo un despliegue de combos especiales -casi treinta- que le darán una movilidad interesante al juego. Claro que, no debemos emocionarnos y pensar que tendremos acceso a todos desde el inicio pues según vayamos avanzando en el juego deberemos ir desbloqueándolos o adquiriéndolos con nuestros puntos de la Fuerza.

Otro detalle es la duración, el juego es corto no ofreciéndonos más de siete horas, y, si a eso le sumamos que las misiones no llegan a diez y que no hay posibilidades alternativas para ampliar la experiencia, podemos decir que nos quedamos como en el aire, sintiendo que el juego podría haber dado más. La traducción esta muy bien realizada, y, la musicalización unida a los efectos especiales cumplen adecuadamente en cada etapa del juego.

Si eres uno de los millones de fanáticos de Star Wars seguramente el juego te será atractivo pero un videojuego no debe ser realizado sólo pensando en que opinarán de él sus seguidores. Frente a la expectativa generada por meses en relación a Star Wars: El Poder de la Fuerza, si bien, la experiencia no es decepcionante, tampoco cumple con todo lo que podría esperarse del juego.

María Sánchez Montes 16 | 09 | 2008