star-ocean91
Star Ocean: The Last Hope es el salto a consolas de última generación de la saga Star Ocean, un Universo propio creado por tri-Ace y distribuido por Square Enix.

La saga de Star Ocean comenzó con un primer título que no salió oficialmente de Japón (Star Ocean, Super Nintendo, 1996), que proponía romper el sistema de batallas por turnos típico en los juegos de la época por uno de batallas en tiempo real en el que se controlaban los movimientos de un jugador a elegir mientras la IA controlaba el resto de jugadores del grupo, lo que le daba dinamismo y control además de transmitir de un modo más vívido una mayor sensación de inmersión que el resto de los títulos contemporáneos. Aunque el cierre de las instalaciones de Enix en Estados Unidos impidió la salida del juego en otros países, los fans tradujeron todos los diálogos al inglés desde el original en japonés, permitiendo su difusión por todo el mundo y creando una comunidad de fans numerosa y fiel.

star ocean the last hopeAl primero le siguieron Star Ocean: The Second History (PlayStation, 1998 en Japón y 1999 en Estados Unidos), Star Ocean: Blue Sphere (para Game Boy Color en 2001, sólo en Japón), Star Ocean: Till the End of Time (PlayStation 2, 2003 en Japón y 2004 en Norte América y Europa con una serie de expansiones y mejoras incorporadas), Star Ocean: First Departure (PSP, 2008 en Japón y 2009 en Norte América), y por último Star Ocean: Second Evolution (PSP, 2008 en Japón y 2009 en Norte América con expansiones, una adaptación a PSP del Second History).

Por fin, Star Ocean: The Last Hope se edita en Xbox 360 y de forma exclusiva (lo que resulta más que curioso) paralelamente en Japón, Norte América y Europa (pero sólo traducido al inglés con subtítulos en español). Es una precuela de todas las historias anteriormente contadas, un juego de rol en tercera persona que mantiene muchas de las características de sus predecesoras, además de mejorar alguna que otra aprovechando la potencia de las consolas de última generación. Pese a todo, tiene sus contras.

star ocean 4La historia comienza con una larga, larga, larga, larguísima introducción cinemática (eso sí, muy espectacular y bien realizada) en la que nos cuentan cómo la Tierra ha sido destruida por una absurda y brevísima (en cuanto comienza los mismos gobernantes que la provocaron se dan cuenta de la devastación y desolación en que quedan sus propios países, de modo que deciden llegar a un acuerdo en pocos días antes de acabar completamente aniquilados) III Guerra Mundial nuclear en el 2064, y cómo en el 2087 somos capaces de realizar viajes interestelares y debemos buscar la salida en otros planetas, porque el nuestro ha quedado inhabitable. Por supuesto, nosotros seremos los primeros en comenzar a descubrir el Universo a través de Edge Maverick (el típico héroe manga excesivamente seguro de sí mismo), que forma parte de la Fuerza de Reconocimiento Espacial… aunque no será un camino de rosas, porque el comienzo ya será accidentado y, aunque acabaremos en nuestro planeta de destino, nos habremos estrellado y tendremos que comenzar a sobrevivir.

Tras esto, comenzamos nuestra misión, que será larga. El argumento no es original ni la narración brilla especialmente aunque el comienzo prometiese: chico que debe salvar el Universo de la amenaza del mal con la ayuda de su grupo, descubre durante el proceso poderes y habilidades insospechados.

Apartado gráfico

star ocean the last hope xboxLa estética de los personajes que ha elegido tri-Ace para este juego es 100% manga, sacada directamente de la imaginería colorista ambientada en el futuro que tan bien han desarrollado hasta ahora. Tanto los escenarios como los objetos, armaduras, personajes, ropas, armas, bichos de todo tipo, y demás componentes están tratados con colores vivos y vibrantes, lo que le da riqueza al apartado visual junto a un ligero aspecto infantil (que no llega a ser molesto).

Si bien las animaciones y movimientos no están mal realizados y los materiales elegidos son originales, la poquísima expresividad de los personajes y la apariencia de plástico en las texturas de casi todas las armas y armaduras termina dando la sensación de estar viendo una suerte de marionetas, lo que le resta credibilidad al conjunto.

Los escenarios son estéticos y variados, con texturas más que correctas y parajes hermosos y detallados, aunque un poco desiguales. En nuestras exploraciones podremos encontrarnos con selvas de todo tipo, naves y habitáculos, edificios y cuevas… todos ellos bien recreados y con un texturizado, en la mayoría de los casos, correctamente planteado.

Trucos Star Ocean: The Last HopeCabe destacar el diseño y tratamiento de los diferentes enemigos y animales, bien pensado para parecer un abigarrado elenco de formas alienígenas bastante creíble, atractivo y sorprendente, con guiños a diferentes películas y juegos previos (uno de nuestros primeros enemigos tiene una curiosa forma y un modo de desplazarse que recuerda a los maravillosos fantasmas del Pacman).

Sonido

La banda sonora de Star Ocean: The Last Hope no destaca de sus homólogos JRPG aunque es muy agradable; alterna entre ritmos animados para las peleas y suaves sonidos melódicos para las exploraciones, realizados con sintetizadores todos ellos.

Los diálogos están bien traducidos (al inglés), pero los comentarios terminan siendo repetitivos por la falta de entusiasmo de los traductores. El sonido del entorno es correcto, pero sin grandes alardes en este aspecto.

Jugabilidad

Así como la historia es parte fundamental en los RPG y forma la base de todo el desarrollo, en Star Ocean: The Last Hope pasa a un segundo plano, no teniendo profundidad y estando el juego lleno de largos diálogos completamente intrascendentes o carentes de sentido. Las peleas pasan a formar casi la parte principal del juego en cuanto a emoción se refiere, desarrollándose a tiempo real con opción de pausa para ordenar a los diferentes miembros del equipo los próximos ataques ya que, aunque sólo controlaremos un miembro del grupo, podremos dar órdenes y preparar acciones si no nos parece correcto el modo de operar de la IA, pero en un “ring” preparado al efecto y no en el escenario por donde nos movemos. Todas las peleas ocurren al margen de la trama principal, llegando a convertirse en una anécdota en nuestro recorrido y siendo una excusa para subir de nivel a nuestros personajes… aunque resultará divertido porque muchos de los enemigos necesitan estrategias concretas, descubrir sus puntos débiles y múltiples pruebas y planteamientos hasta conseguir derrotarlos, siendo especialmente significativo en los jefes finales, donde la estrategia debe elegirse con suma precisión. Por supuesto, la existencia de diferentes personajes (hasta 8, de los que podremos elegir 4) con habilidades y puntos débiles propios que pueden personalizarse de diferentes formas, alcanza una profundidad que permite muchos y variados modos de juego hasta conseguir un equilibrio que se adecúe más a nuestro estilo favorito de combate.

Durante las luchas podremos acumular hasta 14 tipos diferentes de bonos que nos darán experiencia extra, lo que incentiva a probar diferentes modos de lucha y trabajar en equipo, pero si nos matan los perderemos, lo que resulta bastante frustrante ya que conseguirlos a veces se torna complicado y laborioso.

star ocean the last hopeNo hay pistas sobre dónde encontrar objetos o localizaciones, y los puntos de guardado están muy lejanos entre sí, de modo que en zonas plagadas de enemigos puede ser un inconveniente considerable que hará disfrutar a los jugadores hardcore pero sacará de quicio a los principiantes. Tal como se desarrolla el juego, no termina de ser inmersivo ni nos vemos identificados con los protagonistas. Los continuos cortes para comenzar batallas que no se realizan en el mismo escenario por el que se pasea, los larguísimos diálogos que no terminan de aportar ningún dato al desarrollo, y la monotonía en las peleas cuando se han descubierto los trucos para vencer a cada enemigo, hacen que no termine de establecerse ese vínculo de identificación que todos buscamos en el medio interactivo.

Las cinemáticas resultan excesivamente largas y casi interminables, llegando a superar en algún momento la media hora, y los diálogos y motivación de los diferentes personajes son incomprensibles e incongruentes para la mentalidad occidental, no sabemos si la mentalidad nipona comprende porqué determinados personajes reaccionan u opinan del modo en que lo hacen.

La interacción con el entorno es escasa, apenas algunos puntos donde podremos cavar, encontrar objetos y minerales, etc. Como todos los JRPG adolece de su excesivo apego a los modos ya establecidos de juego, no llegando a aprovechar el potencial de las consolas de última generación. Las misiones secundarias se centran en encontrar determinados objetos o conseguir dinero, sin mucha relevancia para la evolución de la historia pero sí para conseguir algo de la del personaje. Todos los logros se podrán conseguir una vez concluido el juego, hasta que esto no ocurre no se abren dos nuevas misiones junto con el Coliseo, que nos permitirá terminar de conseguirlos.

Sin duda, el peor apartado del juego resulta el punto de vista de la cámara. A pesar de controlar nosotros sus movimientos de forma libre, en los espacios abiertos podrá pasar de dar un plano general bien enfocado a quedarse atascada en la esquina de una palmera a la altura del ombligo durante medio segundo, y en los espacios cerrados termina convirtiéndose en algo traumático.

Conclusión

El juego Star Ocean: The Last Hope es un JRPG más que recomendable para los fans del rol oriental —más basado en la profundidad de personajes y en las peleas que en su historia—, con una aventura larguísima que no resulta especialmente atractiva. Por desgracia, los protagonistas carecen del carisma de otros títulos de la saga, lo que le hace un flaco favor a su argumento.

Pese a dar el salto a las consolas de última generación, no se aprovecha todo el potencial de las mismas (el traslado de las mecánicas de sus predecesores es casi directa, quedando sin grandes retoques o cambios).

El sistema de peleas es lo mejor del juego, manteniendo los valores de la franquicia, junto con la profundidad de opciones en los personajes, reflejándose en los logros. Pero la historia no está a la altura de otras realizadas por la misma casa, pertenecientes o no a la saga que nos ocupa.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:
• Muchas horas de juego por delante entre la misión principal y las secundarias.
• Profundidad en las opciones de evolución de los personajes.
• Mayor número de entornos que sus predecesoras de la franquicia.
• Múltiples posibilidades de desarrollo de objetos.

Lo peor:
• Falta de pistas sobre qué hacer o cómo hacerlo.
• Puntos de guardado excesivamente separados entre si.
• Falta de un argumento e historia convincentes y carismáticas.
• Las interminables cinemáticas.
• El punto de vista, hiriente y traumático.

Rodrigo Perez 21 | 06 | 2009