Sony ha llegado a un acuerdo para vender su división de ordenadores VAIO. La compañía japonesa quiere desprenderse de una rama de negocio que solo estaba proporcionando pérdidas y centrarse en dispositivos móviles.

Sony vende VAIO
La venta no se hará efectiva hasta finales de marzo, pero ya hay comprador, una nueva compañía bajo el nombre de Japan Industrial Partners. Sin embargo, no es la única medida que debe tomar en los próximos meses la empresa toquiota para sortear las grandes pérdidas que están experimentando.

Sony despedirá a 5.000 trabajadores (300 de los 1.500 que corresponden a Japón podrían pasar a JIP para la factoría de Nagano), concentrará su línea portátil en smartphones y tabletas y separará el bloque de televisiones haciéndolo independiente.

Si una vez Sony fue la inspiración de Steve Jobs, esta época parece lejana en la compañía. Los inventores del Walkman lanzaron la línea VAIO en 1996, en la época en la que los ordenadores venían con Windows 95. En años de bonanza los nipones colocaban en el mercado hasta 900.000 portátiles al año, cifra que quedó muy lejos en 2013 con menos de 600.000. En general, el mercado de los ordenadores está experimentando un retroceso de un diez por ciento, debido sobre todo a la aparición de nuevos dispositivos como tabletas.

Rocío González en 06 | 02 | 2014