La compañía nipona está que no levanta cabeza y es que tras un ataque se sucede otro. Tras las intrusiones a PSN y SOE, esta vez el ataque le ha tocado a su proveedor de internet japonés So-Net Entertainment Corp. que ofrece a todo Japón líneas de alta velocidad y otros servicios de Internet.

Según parece, el intruso logró engañar a usuarios para que introdujeran datos personales en sitios atacados con pishing para hacerse con 1,225 dólares de 128 cuentas de usuario y leer información de otras 90 cuentas. En declaraciones de Keisuke Watabe, responsable de comunicaciones de la corporación: “Aunque no podemos descartar que el ataque tenga relación con el caso de PlayStation Network, sí que pensamos que la probabilidad es bastante baja” (vía TechSpot)

Esta claro que este no es el año de Sony y es que parece que todos los hackers del mundo se hayan obsesionado con la compañía. A su vez, da que pensar sobre el tipo de servicios que ofrece Sony a sus usuarios, los cuales ven como sus datos una vez tras otra son robados, generando una gran desconfianza en los servicios que a día de hoy ofrece Sony.

Victor Monfort 24 | 05 | 2011