En el CES 2013 celebrado en Las Vegas, la feria de electrónica más importante del mundo, Sony ha presentado la nueva joya de la corona de sus teléfonos móviles, el Sony Xperia Z. Se trata de un dispositivo con el que la empresa nipona busca competir directamente con los considerados mejores móviles del mercado, el iPhone y el Galaxy S3.

EL NUEVO XPERIA Z FUNCIONA BAJO EL AGUA

Sony, de sobra conocida por la PlayStation, sus cámaras, televisores y teléfonos móviles, busca entrar en la pelea de gallos de la telefonía con este dispositivo móvil que dispone de una pantalla táctil de alta resolución (1080 HD) de 5 pulgadas con tecnología Bravia Engine 2; una cámara de 13 megapíxeles, con sensor ultraluminoso Sony Exmor RS que facilita las fotos con baja luminosidad; y tecnología NFC.

Sony-Xperia-Z

Equipado con Jelly Bean 4.1 y actualizable a la última versión del sistema operativo de Google, Android Jelly Bean 4.2, el móvil de la empresa del país del sol naciente no solo no se estropea bajo el agua, sino que funciona durante 30 minutos sumergido. Su memoria RAM es de 2 GB y su procesador es el quad-core Sanpdragon S4 de 1,5 GHz.

Es muy fino pues apenas mide 7,9 mm de grosor y tiene acceso a la amplia biblioteca virtual de Sony. Sony ha presentado un móvil de altísima calidad a la altura de los mejores que lo sitúa en el top 3. Ahora habrá que ver si sus expectativas en ventas responden igual y le permite competir con Apple y Samsung. Desde luego, el aparato lo permite.

Nacho Ros 08 | 01 | 2013