Mucho se está criticando durante esta generación el fenómeno remasterización, uno de “los males” de las nuevas consolas, junto a los parches gigantescos y los bugs. Lavados de cara mediante, muchas IP de PlayStation 3 (algunas bastante recientes), disfrutan de una segunda oportunidad en PS4. Sin embargo, para muchos esto se ve como una manera de rellenar catálogo y un uso de recursos que podría estar dando nuevos juegos.

Madrid Games Week PlayStation stand

Sony PlayStation no lo ve así. Juan Jiménez, portavoz de PlayStation España de third party y acuerdos exclusivos, habló con nosotros durante la Madrid Games Week y durante la entrevista nos aseguró que “las remasterizaciones son un trabajo paralelo, la prioridad son los grandes lanzamientos”. Y añadió que, como prueba de esto, tenemos desarrollos como Uncharted 4 y The Last Guardian.

“Hay gente que cree Sony y sus estudios están dedicando el tiempo a remasterizar en lugar de centrarse en los grandes lanzamientos… no es del todo cierto”, nos explicó Jiménez. “Trabajos con estudios especializados en remasterizaciones, como el caso de Uncharted que no quita tiempo al Naughty Dog porque hay un estudio como Bluepoint Games que está trabajando para cubrir ese lapso de tiempo y desarrollo”.

Las remasterizaciones además estarían justificadas por dos factores: por un lado sirven para rellenar los huecos entre juegos, y es que en esta octava generación la programación de los mismos es mucho más larga y la expectativa de los jugadores, mayor; y por el otro están las ventas: las remasterizaciones venden.

Para cubrir esos huecos hasta que se terminan, sacamos remasterizaciones, y el ejemplo es Uncharted, que son tres juegos en uno con The Nathan Drake Collection, que hay mucha gente que no lo ha jugado en PlayStation 3. Y la realidad es que las ventas están ahí, y The Last of Us Remasterizado ha vendido muy bien, mejor que otros grandes lanzamientos.

Rocío González en 05 | 10 | 2015