Casi un mes después de que aumentaran radicalmente las quejas a Samsung por la muerte súbita de su móvil estrella, se ha encontrado una solución. Para evitar el problema los usuarios deberán actualizar su terminal a la última versión de Andorid, la 4.1.2 con Premium Suite.

PROBLEMAS EN EL CHIP DE MEMORIA INTERNA

Recordemos que el terminal salió a la venta el pasado mes de mayo. A partir de los seis meses el terminal dejaba de funcionar como por arte de magia (o brujería), casi siempre durante la carga nocturna que realizaban los usuarios, por lo que durante noviembre y diciembre a los primeros compradores del teléfono les dejaba de funcionar. Se apagaba y no se podía ni encender, en concreto la versión de 16 GB con chip de memoria eMMC VTU00M 0xf1. El problema parecía más y más gordo cuando en Samsung imperaba la ley del silencio y no emitió ningún comunicado de ningún tipo, algo que irritaba más a los afectados y que ha causado un empobrecimiento de su imagen.

Parece ser que el fallo principal era el controlador de la memoria interna, que maltrataba el chip de memoria con ciclos de escritura y lectura incontrolados hasta acabar con su vida.

La solución pasaba por enviar el teléfono a la compañía y que ellos lo arreglaran, con la consiguiente espera de varias semanas que eso suponía. Por fin, los usuarios que aún tengan vivos sus terminales podrán solucionar el problema descargando la última actualización antes mencionada, Android 4.1.2 con Premium Suite, identificada con la referencia XXELLA.

Nacho Ros 18 | 01 | 2013