No es nuevo el debate sobre la dificultad en los videojuegos actuales, muchas veces adaptada a todos los públicos para ampliar el arco de compradores potenciales. Desafortunadamente, esto perjudica al fan que quiere un nuevo desafío de su saga favorita, con jefes finales imposibles, puzzles que te dejan atrancado 2 semanas y momentos donde superar los más inverosímiles peligros resulta de lo más gratificante.

Según Ton Howard de Bethesda, “no queremos hacer más fácil Skyrim para atraer a mayores audiencias, contamos con muchos seguidores y vamos a lanzar el juego que nosotros mismos desearíamos”. Por lo que parece, el tema de la dificultad en Skyrim no supondrá una decepción para los seguidores de la saga The Elder Scrolls, aunque Howard apunta que aquellos elementos que han causado confusión en la saga serán eliminados, pensando tanto en los nuevos jugadores como en los que llevan años disfrutando de esta aclamada saga de Rol.

The Elder Scrolls: Skyrim saldrá a la venta a finales de año para PC, PS3 y Xbox 360, concretamente el día 11 de noviembre.

Sergio Melero 08 | 07 | 2011