Tras el reciente terremoto que sacudió Japón hace ya un par de semanas, Square Enix decidió cerrar temporalmente sus servidores de Final Fantasy XIV para de este modo, concienciarse con el desastre contribuyendo al ahorro energético.

Tras varias semanas, el equipo técnico ha trabajado duro para disminuir el consumo eléctrico, conseguido reducir un 10% de su consumo de energía mediante otras vías, como detener el control de temperatura de las oficinas y reduciendo la iluminación. Como resultado, a partir del viernes 25 de marzo se podrán recuperar los servicios de los juegos y de Play Online.

La compañía ha tardado dos semanas en reactivar los servidores, los cuales permiten conectarse para jugar online, pero aseguran a todos los usuarios que recibirán una compensación por las molestias, que se verá traducida en más días para jugar gratis sin necesidad de pagar la cuota. Así pues, todos los poseedores de Final Fantasy XIV están de enhorabuena puesto que en un par de días podrán volver al reino de Eorzea para continuar con sus aventuras (vía CVG).

Victor Monfort 23 | 03 | 2011