Sega está dispuesta a pagar 1,25 millones de dólares (unos 936.000 euros) para zanjar la demanda interpuesta en abril de 2013 por un jugador y que acusaba a Aliens: Colonial Marines de publicidad engañosa (utilizando tráileres que no se ajustaban al juego en varios eventos y promocionando características que después no tendría el juego).

Aliens Colonial Marines

Para acabar con la demanda, el foco de atención puesto sobre ellos y evitar futuras reclamaciones, Sega América pagaría el montante de 1,25 millones. Además del jugador que ha hecho la reclamación otros podrían exigir también ser indemnizados y podrían conseguir una parte del dinero. Después de descontar los gastos del juicio y las tasas administrativas, 2.500 dólares serán para el demandante y el resto, a repartir entre otros afectados (que tocarán a lo que proporcionalmente resulte la división entre el dinero sobrante y el número de demandantes).

Con este desembolso Sega quedaría fuera de futuros litigios concernientes a la misma materia, pero no así Gearbox, desarrolladores del título.

Sega no entona el mea culpa: según lo que se ha especificado en los papeles del juzgado, el hecho del pago no equivale a una admisión de culpa, y Sega continúa negando las acusaciones.

Rocío González en 12 | 08 | 2014