Los analistas especializados parecen muy optimistas de cara a la acogida de los cascos de realidad virtual. Según Superdata, para finales de 2017 se habrán vendido unos 70 millones de dispositivos VR.

PS VR

El lanzamiento de Samsung Gear VR la semana pasada marca el camino hacia el éxito, y es que a pesar de necesitar un Samsung S6 para funcionar se cree que será el primero de toda clase cascos para móviles.

Los terminales asequibles serán los que lleven la voz cantante en las ventas mientras los usuarios exploran la nueva realidad virtual antes de comprometerse con cacharros más caros. Sin embargo, tras esta primera oleada, serán los jugadores de consola los que harán crecer este mercado.

Superdata afirma en su informe que el 31 por ciento de los jugadores de PS4 en América planean hacerse con un PlayStation VR. Solo en Estados Unidos Sony ha vendido 11 millones de consolas de esta octava generación. Por su parte, el 18 por ciento de los jugadores de PC habrían expresado interés en Oculus Rift.

Estos números parecen exagerados, y seguramente se basan en florecientes líneas de cascos para móviles de gama media a precios muy competitivos (que necesitarán el móvil para funcionar, como el Samsung Gear VR). En 2016 llegarán algunos pesos pesados como Oculus Rift, PlayStation VR o HTC VIVE (los primeros a finales de 2015), será entonces cuando comprobemos si estos analistas iban bien encaminados.

Fuente | SegmentNext

Rocío González en 23 | 11 | 2015