Todo en esta vida puede quedar obsoleto, desde nuestros ordenadores personales hasta la lavadora de nuestro hogar. En la industria del entretenimiento, las consolas tienen todos los puntos para ganar o perder en cuanto llega una versión mejorada para actualizarse a los tiempos que corren y para hacer trabajar un mercado que mueve millones de euros al año. A continuación, tocamos el tema de cuál sería la mejor estrategia a seguir en cuanto al nuevo lanzamiento de consolas o cómo evitar que las consolas de generaciones anteriores pasen a mejor vida.

Game Boy y juegos
Fuente: Pixabay

¿Y si los fabricantes evitaran que las consolas se queden obsoletas de la noche a la mañana?

Hace mucho tiempo que se lanzó la consola icono de Sony, la PlayStation 4, concretamente en 2013. Corren rumores de que existen ya equipos de desarrollo comenzando a desarrollar lo que será la nueva PlayStation, encargada de sustituir a la 4; e incluso de juegos que se están creando teniendo en cuenta el nuevo hardware del próximo supuesto gran lanzamiento de Sony. Hasta John Kodera, el CEO de Sony Interactive Entertainment, llegó a decir que la PlayStation 4 estaba comenzando a entrar en la fase final de su ciclo de vida, dando así esperanzas a una nueva consola en un mercado tan saturado como el de los videojuegos. Todos estos rumores no significan que la siguiente generación de la PlayStation esté al caer, pero sí quiere decir que llegará tarde o temprano.

El mercado del entretenimiento, en concreto, el de las consolas y videojuegos funciona sacando al mercado nuevas plataformas o mejores generaciones, por lo tanto, los desarrolladores de hardware tienen que ponerse las pilas y crear más y mejores videojuegos, aunque no hay nada mejor que la creación de una nueva consola para “reactivar” el mercado. Cuesta pensar que los rumores de la nueva PlayStation 5 se puedan hacer realidad debido a los nuevos y grandes lanzamientos de videojuegos tales como God of War a comienzos de año, el juego de Spiderman para Sony que ha tenido buenas opiniones o que el Red Dead Redemption 2 esta al caer con fecha para finales de octubre. Son muchas las consolas que han tenido continuación, por ejemplo, la PlayStation comentada anteriormente que va por su cuarta generación, la Xbox de Microsoft que lleva 3 ediciones (Xbox, Xbox 360 y Xbox One) e incluso la Nintendo DS o la Wii perteneciente también a Nintendo. Tener como estrategia una transición entre generaciones de consolas es un acierto total, al no ser que la tecnología evolucione de tal modo que se tenga que cambiar de estrategia y hacer que la generación anterior termine. Hacer un cambio brusco entre consolas es algo que ocupa mucho tiempo y dinero tanto a los fabricantes como a los jugadores y seguidores, hay que tener en cuenta que esperar grandes títulos que saquen partido a un software totalmente distinto puede llevar varios años.

Otros usos que se les da a las consolas antiguas

Es un hecho que no podemos evitar la obsolescencia, a veces programada, de nuestros aparatos electrónicos. Concretamente y hablando sobre consolas ¿qué apasionado de los videojuegos no ha tenido o tiene una consola cogiendo polvo en el trastero? No importa si la consola que tienes es de los años 90 o de hace una década, aunque no lo creas existen segundos usos para estos dispositivos, ya sean de Sony, Nintendo o Microsoft. Una de las primeras cosas que se puede hacer con ellas es transformarla en centros multimedia para el salón de casa o nuestra habitación particular, gracias a ellas podemos visualizar películas en nuestra tele o reproducir nuestros propios vídeos en formato blue-ray como en el caso de la Xbox 360, de la que se estima se vendieron más de 75 millones de unidades desde 2005. Además, también se pueden utilizar para navegar por Internet mediante nuestro televisor o incluso jugar online a juegos de casino creativos como los de betway casino como las tragaperras de alta definición y que hoy en día han llegado a influir en cómo se juegan en el medio online. Otras de las cosas que hacen sus dueños es donarla a asociaciones para que estos repartan algo de alegría entre otros usuarios, especialmente aquellos con necesidades o incluso para el entretenimiento en hospitales.

También puedes optar por venderla y hacerte con un buen pellizco ya que hay mucho caza consolar antiguas que las ven como oro dentro del mercado vintage. Eso sí, si la vendes ten la delicadeza de dejarla a punto, limpiando sus teclas y botones, así como instalando nuevo firmware o incluso mejorándola tu mismo si es que eres un manitas. Otros usos algo avanzados es personalizar la consola por dentro, es decir, que cambiando algunas piezas o incluso modificando su software original, puedes hacer de tu consola todo un simulador de otras consolas más antiguas y disfrutar de sus juegos como si te trasladaras décadas atrás.

Ya podemos estar haciéndonos a la idea de que nuestra actual consola terminará teniendo una segunda vida, ya sea en manos de otros usuarios o en las nuestras, pero modificando su interior para seguir disfrutando de las ventajas que éstas nos pueda ofrecer. Sin lugar a dudas, una transición entre generaciones es la mejor opción para los jugadores e incluso para una industria que debería de pensar más en su publico objetivo que en las ventas.

Carlos Sánchez 23 | 08 | 2018