En Xbox 360 desean darle a sus usuarios unos consejos para que pasen un bonito San Valentín con esa persona especial. Muchos seguro lo niegan, pero en los días previos a esta fecha nos preparamos para impresionar a la chica que nos gusta.

El primer paso es tomar el teléfono para llamar a la chica y proponerle que pase el sábado 14 contigo. Además se puede aprovechar la llamada para lanzarle algunas frases lindas.

Cuando ella haya aceptado debemos ordenar la casa inmediatamente porque es obvio que no queremos que esta no sea su primer y última visita. No se nos debe escapar ningún detalle, no pueden haber zapatillas tiradas por ahí, ni platos sucios en el fregadero. Todo eso debe desaparecer.

Si no somos unos grandes cocineros entonces debemos pedir comida a domicilio. Acuérdate el tipo de comida que a ella le encanta y verás como ganarás puntos vitales para la victoria.

Ya hiciste el pedido de la comida y todavía quedan algunos minutos para que ella llegue, entonces es el momento ideal para crearle -si es que aún no lo tiene- un avatar con las impresionantes herramientas del Nueva Experiencia Xbox.

Las obras disponibles en Xbox 360 son perfectas para divertirse en pareja y una muestra de ello es Lips, el juego musical donde hay canciones románticas que te acercarán más a ella.

Después de haber escuchado su voz, seguramente ella quiere un título donde pueda mostrar sus conocimientos. Entonces sabrás que ha llegado la hora de colocar tu copia de Scene It? Grandes éxitos de Taquilla.

Tantas preguntas sobre el mundo del cine han generado que te den ganas de producir una cinta donde la protagonista sea ella. El siguiente título que pondrás en tu Xbox es You’re in The Movies, una creación que tiene todo lo necesario para realizar una bella película con tu adorada musa.

Luego de estas dosis de entretenimiento ambos quedarán cansados y con ganas de ver las más recientes producciones que Xbox 360 tiene disponible. Escojan la película juntos, apaga la luz y acércate a ella porque este bonito día aún continua.

María Sánchez Montes 07 | 02 | 2009