Robin Williams es un tipo grande. Es uno de esos actores que caen bien a mucha gente y que, además, ha desmotrado ser un intérprete dramático solvente y eficaz. Para colmo, es un reconocido “gamer” que disfruta con el multijugador de Call of Duty. Aunque su verdadera pasión es la saga The Legend of Zelda. Tal es fervor que, cuando en 1987 nació su primer hija, la llamó Zelda. Y, ahora, ambos promocional el lanzamiento de Ocarina of Time 3D.

“Pasaban las horas y cada vez nos veíamos más inmersos en la aventura épica del juego. Mi parte favorita era resolver los puzles. Me encantaba explorar cada habitación en busca de pasadizos secretos y objetos escondidos. Recuerdo con viveza el sonido que hacían las puertas al abrirse”, comenta Williams al respecto.

Zelda Williams, por su parte, asegura: “Mucha gente me dice que es el nombre más chulo que han oído nunca, me encanta el hecho de que me dieran el nombre de una princesa”. The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D se pone a la venta el 17 de junio para Nintendo 3DS.

Antonio López 16 | 06 | 2011