Entre las 9 de la noche y el mediodía del pasado domingo se produjo un robo de importancia descomunal en el almacén del aeropuerto Sea-Tac de Seattle, donde un grupo de ladrones sustrajo 7000 consolas Wii U, causando pérdidas de más de 2 millones de dólares.

Según relata ABC News, los ladrones acudieron al almacén con dos camiones de transporte de mercancías y cargaron los palets de Wii U con un montacargas. Además, las unidades robadas eran tanto modelos básicos como deluxe, a medidas casi iguales – según nueva información proporcionada por la oficina del sheriff del Condado de King – lo cual hace que el valor total robado llegue a aproximadamente 2.28 millones de dólares.

La nueva consola de Nintendo: Wii U

Nintendo afirma que podría ser posible localizar las Wii U robadas mediante un mecanismo de seguridad implantado en las consolas, sin embargo no han hecho ningún comentario más al respecto ya que sería lo primero que los ladrones desactivarían.

Aunque de momento siguen las investigaciones y todavía no se tiene información sobre el paradero de las consolas y los bandidos, la sargento Cindy West de la policía de Seattle es optimista y declara: “He sido policía durante 28 años y nunca he visto nada igual. Esto es de película. Si no conseguimos algunas pistas antes de tiempo, será la venta de estas consolas la que nos conduzca a su captura. Será muy difícil ocultar 7.000 consolas.”

 

Amalia Margarit 19 | 12 | 2012