Queda menos de una semana para que el terror y la desesperación colapsen nuestras pobres consolas con la salida de Resident Evil VII. La saga que definió el término “survival horror” como género propio, nos presenta una nueva entrega destinada a revolucionar las bases de su jugabilidad, con una aventura de terror en primera persona, en la que el jugador volverá a sentir toda la desolación y la angustia que tanto ha representado los primeros títulos de su historia.

Resident Evil VII - Presentación

Todavía convalecientes de los últimos adelantos protagonizados por el juego, el pasado 17 de enero, el destino quiso volver a poner a prueba nuestra capacidad para retener líquidos, con un gran evento de presentación en Madrid realizado por Capcom, PlayStation y Koch Media, en el que, además de poder volver a “disfrutar” con el juego, contaría con la presencia de Masachika Kawata y Koshi Nakanishi (director y productor del juego), que nos relatarían algunos aspectos interesantes sobre el desarrollo del título.

Un paso adelante cargado de añoranza

Desde que Resident Evil VII comenzará su presentación oficial en el pasado E3 2016, todos los seguidores de la saga nos dimos cuenta en el momento de que estábamos ante algo totalmente nuevo. La tradicional saga de survival horror abandonaba su tradicional estilo en tercera persona, para mostrarnos las aterradoras posibilidades de un juego de terror actual, en el que el fotorealismo del RE Engine se funde con la visión en primera persona, ofreciendo una experiencia impactante y única. Sin embargo, ¿era necesario realizar un cambio de rumbo tan agresivo?

Resident Evil VII - Masachika Kawata Koshi Nakanishi

Según los propios desarrolladores, Resident Evil había alcanzado tal éxito con sus anteriores entregas, que era necesario dar un gran cambio que recuperara las bases establecidas en sus inicios. El desarrollo en primera persona permite volver a trasmitir ese sentimiento de desasosiego y soledad, que tanto necesitaban trasmitir. Una experiencia en la que el jugador vuelva a sentirse sólo frente a sus terrores, sin mayor ayuda de la que se pueda proporcionar él mismo.

Y es que a diferencia de las últimas tendencias en los juegos de horror como Amnesia o el más reciente P.T. -título del que han negado haberse influenciado en numerosas ocasiones-, en Resident Evil la jugabilidad no radica en huir, sino en enfrentarte a los miedos para sobrevivir, administrando la poca munición y elementos de curación presentes en el escenario.

Para conseguir las mayores cotas de inmersión, Capcom puso todo su empeño en la adaptación del juego en las capacidades del sistema PlayStation VR, puliendo todos los aspectos de movimientos y estabilidad de cámara, para ofrecer una experiencia única para el jugador, en la que la angustia y desesperación provenga únicamente de la trama del juego.

Regreso a los orígenes

Como último punto a destacar acerca del juego, los desarrolladores estaban particularmente orgullosos de la sinergia producida en una nueva entrega que, en un principio, parece muy alejada a los referentes de la saga, pero con cada momento de juego, descubrimos incontables referencias, homenajes y puzles, capaces de despertar nuestros grandes recuerdos del pasado.

La morbosa incertidumbre

Tras 20 años de recorrido a sus espaldas, aún es pronto para conocer si los cambios establecidos en la nueva entrega consiguen reformular el éxito de anteriores lanzamientos. Sin embargo, y tras todos los elementos que hemos podido disfrutar en adelanto, parece que Resident Evil VII tiene un potencial imparable para conseguir ser uno de los títulos más celebrados del catálogo de PlayStation, no sólo por su original jugabilidad e intrigante historia, sino por ser el primer título triple A que apuesta directamente por PlayStation VR, ofreciendo la experiencia de juego completa, lejos de los breves añadidos que caracterizan el catálogo de las gafas virtuales de Sony.

¿Los grandes cambios de Resident Evil VII conseguirán adaptarse a los gustos de sus aficionados más apasionados? ¿El desarrollo en apoyo a PlayStation VR puede abrir el camino a nuevos desarrollos triple A para la plataforma? ¿Cómo encajará la desquiciada historia de la familia Baker en la historia de la corporación Umbrella?

Aún quedan muchas preguntas por resolver en un futuro análisis de Resident Evil VII, pero para los que ya comienzan a sufrir en sus cuerpos los primeros síntomas del hype, les recomendamos medicarse con la adquisición de algunas de las variantes del título para PS4, Xbox y PC, disponibles en las tiendas a partir del miércoles 24 de enero.

Este medicamento se puede conseguir en su formato habitual o en una tentadora edición coleccionista, formada por el juego, libro de ilustraciones, litografías, dedo/usb, mejoras para el juego y una asombrosa réplica de la Mansión de la familia Baker de 18 cm, destinada a ocupar el sitio de honor en tu colección particular.

Edición coleccionista

Marcos Pelillo 18 | 01 | 2017