reportaje-red-dead-redemption-western
En ocasiones, los de la prensa especializada nos encargamos de intentar separar cine y videojuegos por activa y por pasiva pero hay títulos, como el que nos ocupa, que nos hacen sonreír y descubrir que ambos medios de expresión pueden ser amigos. Y es que Red Dead Redemption, la nueva propuesta jugable de Rockstar para PS3 y Xbox 360, es todo un homenaje al western, el padre de todos los géneros cinematográficos, un regalo que nos han ofrecido estos expertos en los mundos abiertos y que ha conseguido, nada más y nada menos, que la nota más alta de Juegos DB en su historia (compartida con Uncharted 2, todo sea dicho).

Viendo los vídeos promocionales del proyecto ya podíamos adivinar que Ford, Hawks, Peckinpah, Penn, Eastwood y Leone iban a tener un homenaje interactivo de esos que marcan época. Redemption ofrece su particular punto de vista del denominado “western crepuscular” y, a la vez, deja pequeñas perlas que bien podrían estar presentes en los mejores “spaghetti-western” de la historia. En este reportaje no pretendemos más que compartir con vosotros nuestro entusiasmo y amor incondicional por un género que dejó de vivir su etapa dorada hace años pero que los amantes de este particular y violento paisaje nos resistimos a olvidar.

EL DIBUJO DEL ANTIHEROE

“He matado a mujeres y niños. He disparado sobre cualquier cosa que tuviera vida y se moviera. Y hoy he venido a matarle a usted.”
– William Munny
reportaje red dead redemption clint eastwood jinete palido
El principal ingrediente de todo buen western es contar con un protagonista de enorme carisma. Red Dead Redemption nos presenta a John Marston, un antiguo forajido, ahora más o menos reformado, que debe viajar al encuentro de los miembros de su antigua banda bajo la amenaza de La Agencia, que retiene a su mujer e hijo. Marston es un hombre de fuertes convicciones y pensamientos claros que, aunque haya cambiado con el paso del tiempo, resulta tan letal como lo fuera antaño.

El más que evidente parecido físico de Marston con el Clint Eastwood de El Jinete Pálido no habrá pasado desapercibido para los más avispados. Con todo, es de William Munny del personaje de Eastwood que más directamente bebe el protagonista de Redemption. El último gran director clásico vivo ofreció en 1992 la que hasta el momento es considerada como la obra maestra cumbre del “western crepuscular”: Sin Perdón. Y el parecido entre ambos personajes hace que bien podamos considerar a uno el hijo ilegítimo del otro. La principal diferencia es la edad de ambos caracteres, algo que no evita su fortaleza y entereza en un mundo dominado por la violencia.

Además, la mentalidad y pensamientos de Munny y Marston tienen mucho que ver, con unos conceptos tan básicos como la venganza, el deber y el castigo, que los llevan de forma inexorable hacia sus respectivos finales. Sin ningún tipo de duda, es de Eastwood del actor que más referencias vemos y apreciamos en Marston. Sus andares, su sombrero calado, su barba de varias semanas, vaqueros desgastados y humeante cigarrillo nos dejan bien claro quien es el homenajeado en este aspecto, algo que confirmamos cuando podemos ponernos un sucio y apestoso poncho sobre nuestros hombros. Una de las decenas de referencias cinéfilas que nos han vuelto locos y nos han hecho aplaudir de pura emoción.

SALVAJE LIRISMO

“Los tiempos han cambiado”
– Pike Bishop
grupo salvaje the wild bunch
Horizontes interminables, bastos campos bañados por la luz del sol, la frontera mexicana, lobos aullando en la noche, sangre derramada por hacerse con un botín y un último intento de redención…todos esos elementos forman parte de la historia principal de Red Dead Redemption y suponen el claro guiño a otra obra maestra indiscutible del género: Grupo Salvaje. Posiblemente, el filme de Sam Peckinpah sea el que más ha influido en el aspecto visual de la obra de Rockstar, algo que podemos comprobar con un simple vistazo a sus vídeos promocionales.

Como en la película protagonizada por William Holden, Marston debe viajar hasta la frontera mexicana y participar, obligado por las circunstancias, en las revueltas y revoluciones campesinas y civiles que azotan al país. Y, al igual que en Grupo Salvaje, la violencia más descarnada hará acto de presencia. Redemption debe tanto a la película que resulta inevitable ver parecidos en casi todo el tramo que transcurre en México, lo que sin duda aporta un enfoque muy característico al conjunto del título.

El particular enfoque que Sam Peckinpah ofrecía a sus personajes rezuma en cada uno de los diferentes secundarios de Redemption, haciendo de ellos tipos marginados aunque con principios, no siempre defendibles, que en última instancia deben recurrir a la violencia para intentar salvar su malogrado pellejo. Y es aquí donde descubrimos el papel principal de la violencia en el salvaje oeste, una violencia sin cuartel, que ya le costó a Peckinpah la incomprensión en su época y que, aún a día de hoy, seguiría causando estragos en las puritanas mentes de los críticos más clasicistas.

REPORTAJE RED DEAD REDEMPTION

PÁGINA 1 – Introducción, antihéroes y lírica.

PÁGINA 2 – Spaghetti-western y duelos.

PÁGINA 3 – Western Clásico y “Moderno”.

Antonio López 21 | 05 | 2010