LOS ORÍGENES DE LA FRANQUICIA

the grand theft auto
Corría el año 1996 cuando el primer GTA comenzó a tomar forma. Si por algo se caracterizaron los inicios de la saga, fue por la mítica vista cenital que ofrecía de los diferentes escenarios y que aportaba una perspectiva diferente a los usuarios. Aunque hoy en día se vea muy desfasado, lo cierto es que en su momento permitía al jugador llevar a cabo diferentes tipos de acciones que hubieran resultado complicadísimas de implementar con otra perspectiva. Mike Dailly fue el encargado de crear este mapeado, donde los edificios se realizaron en 3D para crear una sensación innovadora, que terminó utilizándose en la saga hasta el clásico GTA III. Este punto de vista, como saben los que han probado el título, nos recuerda a un mapa en escala, por lo que tanto Dailly como Jones consideraron que era ideal para la experiencia de libertad que querían ofrecer.

Una vez pensado como iba a ser el escenario, los desarrolladores tuvieron que crear los diferentes vehículos, personajes, misiones y demás elementos interactivos esenciales para el éxito del juego. Era cuestión de tiempo que en DMA pensarán en ciudades reales para el desarrollo de la acción, por lo que algunas de las urbes norteamericanas más populares terminaron siendo introducidas en la historia. Y aquí encontramos otro punto destacable de GTA. Haciendo muestra de su irónico sentido del humor y a modo de satírico homenaje, Nueva York, San Francisco y Miami se tranformaron en Liberty City, San Andreas y Vice City. Por supuesto, el nombre de sus famosos barrios también fue modificado, para acrecentar esa sensación de realidad. San Andreas, como sabréis, se convirtió finalmente en un Estado completo, pero eso será algo que explicaremos más adelante.
gta 1 gameplay grand theft auto pc
Teniendo claro el apartado gráfico y el entorno urbano salpicado con coches y peatones, faltaba crear el leitmotiv central del juego: las misiones. Aunque DMA quería crear un título donde el usuario sintiera la libertad absoluta, toda trama necesita de un punto de unión, algo que nos lleve al desenlace de la historia. Y aquí entran las misiones. En el primer GTA éramos un ladronzuelo de tres al cuarto que comenzaba realizando misiones de poca importancia y terminaba llevando a cabo encargos de la mafia. Para ello, debíamos recorrer la ciudad en busca de las diferentes cabinas telefónicas que nos ponían en contacto con los jefazos. Jefazos que luego nos pagaban una pasta por cada misión exitosa y nos permitía acceder a otros puntos del mapa.

En este primer GTA, que terminó llegando al mercado en 1997, podíamos apreciar otros puntos comunes con el resto de juegos de la saga. Policías, servicios de urgencias, bomberos, agua asesina —hasta GTA: San Andreas, el contacto con el agua significaba la muerte—, los Pay’n Spray que nos dejan el coche como nuevo y nos libraban de la pasma, las múltiples emisoras de radio —verdadera novedad del título y uno de los grandes alicientes para escuchar lo que queramos mientras conducimos—, un mapa impreso con la copia original del juego y la siempre gratificante posibilidad de coger un tanque y liarla todo lo que queramos —elemento destructivo que no encontramos en GTA IV, pero que queda olvidado con barbaridades de otro tipo—.

Pero, si por algo se caracterizan los GTA desde sus comienzos, es por sus carismáticos protagonistas. DMA pensó en un primer momento en dar el protagonismo a la policía, hasta que descubrió la enorme libertad que significaría encarnar al ladrón. Así, con el paso de los años, los personajes centrales de GTA han ido evolucionando hasta lo impensable, con unos últimos protagonistas dignos de las mejores historias cinematográficas. Aunque hasta GTA III no encontramos un personaje principal memorable —y sin pasarnos, que ni hablaba—, lo cierto es que ver la vida desde un punto de vista diferente siempre ha sido uno de los principales alicientes de la franquicia.
gta psone grand theft auto original
GTA salió a la venta en PC, PS One y Game Boy Color, siendo la versión para ordenadores la mejor valorada. Como hemos comentado, el juego no tenía un apartado gráfico sobresaliente y la dificultad del mismo era bastante elevada, aunque la promoción “boca oreja” del juego le sirvió estupendamente para alcanzar unas ventas muy decentes. Morir de un disparo, no poder repetir misiones y demás inconvenientes se fueron solucionando en posteriores entregas. Pero, lo cierto es que este primer Grand Theft Auto significó un antes y un después para el género sandbox.

EXPANSIONES Y SEGUNDA PARTE

Aprovechando el tirón y el relativo éxito, DMA lanzó en 1999 Grand Theft Auto Mission Pack #1: London, 1969. Tras ese interminable título se esconde, como sabréis, la primera expansión aparecida de la franquicia, que requería del GTA original para ser disfrutada. Los cambios a nivel jugable y visual fueron prácticamente nulos y tras el #1 se dejaba claro que podrían llegar más contenidos adicionales. El gran aliciente que ofrecía este pack extra —disponible en PC y como juego independiente en PS One— era estar ambientado en una ciudad real. Londres ha sido la única urbe que hasta el momento ha tenido el privilegio de conservar su nombre auténtico, además de ser la única ciudad europea que ha aparecido en la saga.

En el año 2000 llegó uno de los grandes desconocidos de la saga: Grand Theft Auto: London 1961. De nuevo, nos encontramos ante una expansión, pero ojo al dato. Se trata de una expansión de London, 1969. Una expansión de una expansión. Esta aventura es una de las grandes olvidadas por los fans de la franquicia, debido sobre todo a su poca popularidad y a la dificultad que suponía encontrarlo. Sólo salió a la venta para PC y, desde el más profundo respeto, se trata más de un título anecdótico, donde la acción transcurre en una ciudad basada en Manchester, que de un juego con identidad propia.
gta 2 cover gta 2 gameplay
Pero centrémonos ahora en la segunda entrega de la saga. Era el año 1999 cuando llegó a las tiendas de medio mundo Grand Thef Auto 2, lanzado para PC, Dreamcast, PlayStation y Game Boy Color. Una vez más, DMA utilizó la perspectiva mostrada en la primera parte y dejaba el salto a las 3D para otro momento. De nuevo tenemos misiones, coches que robar y una libertad de acción que pocos títulos ofrecían en la época, a pesar de que ya eran varios los que lo intentaban. Se mejoraron aspectos jugables, se podía grabar partida pagando una elevada cantidad de dinero, las misiones podían repetirse si fracasábamos y los gráficos resultaban más fluidos y visibles.

Una de las peculiaridades de este GTA 2 fue tener como contexto urbano una ciudad sin nombre. Anywhere City era la urbe donde transcurría la acción, en un futuro 2013, donde nuestro protagonista despertaba tras un largo periodo de letargo. Y aquí encontramos a nuestro primer —anti— héroe: Claude Speed. El mudo protagonista de GTA III y actor invitado de GTA: San Andreas, se mostraba en un vídeo de introducción rodado en imagen real, lo que acrecentaba la semejanza entre la franquicia y las películas de corte mafioso.

Una de las grandes novedades de esta continuación fue la inclusión de bandas callejeras y sus correspondientes barras de respeto. Al completar misiones, conseguíamos hacernos un nombre, aunque ello significará llevarse bien con unos y ser odiado por otros. Evidentemente, terminábamos peleados con alguna de las diferentes asociaciones criminales y liándonos a mamporros con sus integrantes. Además de las bandas, en esta segunda entrega comprobábamos que los cuerpos policiales habían sido mejorados. Si la policía no podía pararnos los pies, era cuestión de tiempo que apareciera el FBI. Si conseguíamos escapar de los federales, el mismísimo ejército venía detrás de nosotros. Esta novedad aportó horas y horas de diversión, salpicadas por el salvajismo de las persecuciones, que se convirtieron en elemento imprescindible de la saga hasta GTA: San Andreas. Además, no podemos olvidar que GTA 2 fue el primer título de la franquicia con textos en castellano, algo que la comunidad hispana pedía a gritos.

REPORTAJE GRAND THEFT AUTO – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.
PÁGINA 2 – Los primeros GTA.
PÁGINA 3 – GTA III: Revolución 3D.
PÁGINA 4 – Vice City y San Andreas: las joyas de la corona.
PÁGINA 5 – GTA IV, expansiones y conclusión.

Antonio López 30 | 10 | 2009