UN MMORPG PURO Y DURO

Tras la creación del personaje, comenzará el juego con una introducción cinemática, la cual destaca por la aparición de nuestro personaje tal cual lo hemos creado y tres palabras que suenan en su mente: Oye, Siente, Piensa… A partir de aquí comenzará nuestra aventura. La interfaz de juego queda dividida en cuatro partes. En primer lugar, en la parte inferior izquierda de la pantalla, se nos mostrará un recuadro que nos informará de las acciones generales que van realizando los personajes del juego, así como las nuestras. También aquí se nos informara de las acciones de batallas realizadas y se nos mostrarán las conversaciones que vayamos manteniendo durante la partida, dándonos la posibilidad de comunicarnos mediante texto con otros usuarios.

En la parte central inferior tendremos información sobre nuestro HP, MP y TP. En la parte derecha inferior, nos aparecerán cuatro iconos. El primero activará o desactivará nuestro modo de lucha, en el segundo accederemos a nuestros ítems, el tercero nos permitirá expresar emociones o signos y el último nos dará acceso a un menú principal. Dentro del menú principal podremos gestionar nuestros atributos y equipo, nuestras acciones y habilidades, asignar puntos de experiencia adquiridos a nuestro personaje, gestionar el inventario, revisar el historial de misiones realizadas o pendientes, crear una partida en grupo, gestionar el listado de amigos, crear nuestro escudo, gestionar criados para el intercambio de objetos, consultar el mapa, teleportarnos, volver a un punto de origen, acceder a FAQ’s del juego, configurar algunos aspectos básicos del juego o salir del mismo.

En la parte superior derecha, nos aparecerá un mapa e información sobre el tiempo, hora del día en Eorzea y el estado de nuestra conexión. La mecánica del juego es la típica de un MMORPG, aunque deberemos dedicar bastante tiempo para ir entendiendo los entresijos y los pasos a seguir para poder ir avanzando y progresando con nuestro personaje. En un principio podemos quedar desorientados, sin saber qué hacer ni a donde ir. Deberemos ir conversando con los NPC’s para que nos vayan dando información o nos envíen a algún lugar, normalmente tabernas, donde podamos conseguir nuestras misiones. Los NPC son personajes que el juego nos irá poniendo a lo largo de nuestros viajes por las tierras de Eorzea, algunos sólo nos harán pequeños comentarios y otros nos darán misiones o información sobre temas concretos.

Hablando con otros jugadores o bien entrando en foros sobre el título, conseguiremos valiosa información para avanzar por el mundo de Final Fantasy XIV, aunque en ocasiones esta tarea resulta un tanto tediosa y frustrante. Pero como hemos comentado anteriormente, dedicando tiempo podemos llegar a disfrutar de lo que el juego nos puede llegar a ofrecer.

UN DESPLIEGUE ARTÍSTICO GRANDIOSO

El apartado gráfico de Final Fantasy XIV es francamente espectacular. El entorno y los personajes han sido cuidados con sumo esmero para ofrecernos una experiencia de juego abrumadora. Recorreremos extensas ciudades, bosques y desiertos con una calidad en la visión a distancia sobresaliente. Embarcaremos en ferrys que nos llevaran a otros lugares pudiendo sentir la soledad de alta mar e ir vislumbrando poco a poco la tierra en el horizonte conforme nos acercamos a nuestro destino. Las animaciones dotan al juego de una fluidez y un carisma propios de la saga. En definitiva, el conjunto artístico del título es uno de los mayores atractivos que nos podemos encontrar desde que comenzamos a jugar.

Otro punto a favor de los gráficos es el hecho de que en las escenas cinemáticas, y tal como hemos comentado al principio de este artículo, aparecerá nuestro personaje protagonista interactuando con la misma. Es de elogiar que no se hayan centrado en videos transitorios y que se haya trabajado este aspecto para darnos un mayor protagonismo y una mayor experiencia de juego. La música y los sonidos también tienen una calidad cuidadísima, con un buen gusto que nos sumerge en el juego haciéndose notar a cada paso que damos. Destacan los efectos cuando vamos caminando, ya que según sea metal, tierra, agua o hierba, etc. podremos escuchar cada textura que nuestro personaje vaya pisando. El resto de efectos como los de lucha, invocaciones, etc. destacan también por su buena ejecución.

En la cuestión de voces, estas sólo estarán presentes en las escenas cinemáticas, dando paso a movimientos de boca y barras con texto extenso cuando estemos jugando. Pese al gran despliegue de gráficos, música y sonido, cuando empezamos a jugar nos damos cuenta enseguida de que algo le falta. Aparecemos sin más en el lugar que seleccionamos y se nos cuenta una historia, pero después se echa en falta una continuidad, algo que nos diga los pasos a seguir, por lo menos al principio. Es por eso que es difícil dar una valoración que le haga justicia al tener que dedicarle mucho tiempo para comenzar a sacar un poco de jugo.

En un principio nos será fácil comenzar con unas ”quest” , en las cuales deberemos matar un número determinado de bestias para ganar así experiencia y dinero, pero luego iremos bastante perdidos para conseguir nuevos retos, lo cual nos hará plantearnos de qué va realmente todo esto, pudiendo llegar a aborrecer el juego e ir deambulando sin un objetivo determinado. Square Enix ha prometido para finales de Noviembre, un parche que pretende arreglar todos los fallos e incongruencias que la comunidad demanda, ya que mucha gente se queja de que el juego, actualmente, es una beta inacabada sacada con prisas.

De hecho, y debido a que muchas personas se han dado de baja en el último mes, Square Enix ha tomado cartas en el asunto con una nueva campaña agresiva de publicidad y regalando 30 días más a los nuevos usuarios. Otro hándicap para los usuarios españoles, es el hecho de que Final Fantasy XIV sólo nos permite jugar con el idioma japonés, alemán, francés o inglés (con su variante inglesa o americana). Todo aquel que no entienda estos idiomas, que aparte, en muchas ocasiones se nos representará incluso con abreviaturas, tendrá si cabe más dificultad para avanzar en la obra.

El juego requiere muchas horas para empezar a hacer cosas interesantes. Aquellos muy doctos en los MMORPG sabrán apreciar detalles que sin duda les harán disfrutar por su complejidad, pero para un jugador de este tipo de juegos con poca experiencia aconsejamos paciencia, investigación y ánimo… Esperemos que se vayan subsanando con futuros parches todos los problemas que están haciendo que un juego con una calidad impecable en muchos detalles, pierda por su extrema dificultad en avanzar y en esa sensación de vacío que en ocasiones nos hace sentir. Estaremos atentos y nos comprometemos a informaros de las mejoras que se vayan realizando a tales efectos.

FINAL FANTASY XIV-ÍNDICE

PÁGINA 1

PÁGINA 2

Luis Martinez 10 | 11 | 2010