JUGABILIDAD: DE MENOS A MÁS

Uno de los aspectos más criticados de la primera entrega de la saga fue su jugabilidad. Aunque el manejo de Altaïr resultaba bastante notable y combatir con sus habilidades al máximo era todo un placer, el planteamiento del título era bastante repetitivo. Aunque creemos que Assassin’s Creed era un juego muy notable, no podemos dejar de mencionar ese aspecto, el que más daño le ha hecho y que, tras unas horas de juego, termina aburriendo al usuario menos paciente.

En nuestra aventura por Tierra Santa teníamos que eliminar a nueve objetivos, como seguramente sepáis ya. Cada ciudad estaba dividida a su vez en tres barrios: rico, pobre y medio. Todos estaban claramente separado y cuando se tenía acceso a la ciudad al completo resultaba bastante gratificante comprobar que esas diferencias sociales habían quedado bien reflejadas. Pero, el problema venía cuando debíamos recoger información acerca de nuestra víctima. Tras visitar la casa de Asesinos, donde un hermano del credo nos daba pistas sobre donde buscar, teníamos que llevar a cabo diferentes misiones secundarias.
assassins creed mod assassins creed 2 ubisoft
Así, debíamos robar, interrogar o ayudar a nuestros compañeros de hermandad según dictará la situación. El principal problema venía dado al tener que repetir estas rutinas durante todo el juego. Bien cierto es que cada una se solventaba de manera diferente y resultaba muy gratificante completarla, pero tras realizar tres robos y conseguir las banderas que nos pedía nuestro compañero, notábamos falta de diversidad. Para arreglar un poco esta situación, también se podía ayudar a los ciudadanos que estaban en apuros, aunque también terminaba siendo algo repetitivo.

Con todo, las misiones principales eran variadas y alcanzar a nuestro objetivo siempre estaba planteado de diferentes y originales formas. Desde tener que infiltrarnos en un hospital mental hasta pasar desapercibido entre la multitud para poder utilizar nuestra hoja oculta, descubríamos que era bastante satisfactorio conseguir llegar hasta nuestra víctima. Lástima que en el camino tuviéramos que hacer siempre las mismas misiones secundarias.

Por supuesto, no podemos olvidar la recolecta de banderas, que no servía absolutamente para nada, salvo para satisfacer a los cazadores de logros. Tampoco nos olvidamos de la escalada de torres, un espectáculo visual que si resultaba esplendido en todos los sentidos. Una vez llegábamos al punto alto del mapa conseguíamos una vista general del callejero cercano y, tras ello, saltábamos hasta un montón de paja en lo que resultaba una acción inverosímil pero muy espectacular.
assassins creed jerusalem fix assassins creed 2 wiki
Ubisoft, sabedora del incorrecto planteamiento y de lo repetitivo de las situaciones, ofrecerá en Assassin’s Creed 2 un sin fin de opciones jugables. Si atendemos a lo que hemos escuchado hasta el momento, podremos realizar muchísimas más tareas y rutinas, además de conseguir que diferentes gremios nos ayuden a alcanzar nuestro objetivo. De momento, hemos visto que Ezio parece más ágil que su predecesor, tendremos un mayor arsenal y seremos nosotros quienes decidamos en que gastar el dinero que ganemos. La libertad de acción será mucho mayor que en la primera parte y estamos convencidos que esto ayudará a los escépticos a comprender el potencial de la saga.

Con todo, conviene destacar que la repetición de situaciones es algo que sucede con bastante normalidad en el mundo del ocio electrónico y en géneros tan complicados como la aventura y el “sandbox”. Que Assassin’s Creed presentaba ciertos fallos es algo que no podemos negar, pero el resultado era tan espectacular que nos olvidábamos de ello y disfrutábamos con el entorno. Seguro que en la segunda parte los desarrolladores han tomado buena nota de este aspecto negativo y ofrecen mucha mayor variedad, para aportar más diversión a un juego que puede alargar su vida con unos extras bien presentados y pulidos. Y todo apunta a que Assassin’s Creed 2 llevará este cometido a cabo con eficaz solvencia.

CIENCIA FICCIÓN CAMUFLADA DE AVENTURA

Dejando a un lado el planteamiento jugable y las cuestiones gráficas y narrativas de la saga, no podemos olvidar el complicado género que Assassin’s Creed escoge para contar su historia. Cuando el juego fue anunciado y vimos imágenes de un tipo encapuchado rodeado de escenarios de la edad media, muchos pensamos que el título sería una trama de aventuras tradicional, con sus toques de infiltración, pero aventuras al fin y al cabo. Ubisoft, que lleva en esto de los videojuegos un tiempo, fue lo suficientemente hábil como para ofrecer una historia que resultaba ser ciencia ficción pura y dura.

Como sabréis, todo comenzaba con Desmond en el año 2012 y unas extrañas secuencias de sincronización que dejaban al usuario bastante descolocado. Si uno no se había informado debidamente sobre el juego o, simplemente, no tenía ni idea de cual era la trama del mismo, se llevaba una sorpresa, más aún si miraba las imágenes de la parte de atrás de la caja. Pero, al ir avanzando en la trama e ir desvelando misterios variados, uno descubría que se encontraba ante una interesante y perfecta historia de ciencia ficción, camuflada como una de aventuras, en lo que consideramos la unión perfecta de ambos géneros.

Para dejar aún más patente esta relación, a lo largo de la narración éramos testigos de efectos lumínicos y flashes que hacían referencia al límite de nuestra memoria. Esto servía para recordarnos que todo estaba siendo vivido por Desmond gracias al poder del Animus, haciendo que el usuario siguiera la historia con normalidad y no se confundiera con la unión de ambos estilos. Resultaba muy interesante ver como los personajes cambiaban y sus comportamientos eran muy diferentes, según estuvieran en 1191 o en 2012. Al igual que sucede en diversas obras literarias y cinematográficas, la mezcolanza de géneros sirve para aportar un mayor interés narrativo y crear un conjunto mucho más atractivo para el usuario, aprovechando para innovar en ambos y aportar algo que otros artistas no hayan ofrecido con anterioridad.
assassins creed assassins creed 2 wallpaper
En Assassin’s Creed 2 volveremos a tener presente al bueno de Desmond y suponemos que la trama argumental alternará entre sus vivencias y las de Ezio, al que conoceremos a través de la versión 2.0 del Animus. Ya hemos comprobado gracias a los trailers y vídeos publicados que los efectos visuales y lumínicos de la máquina estarán presentes, recordándonos que no estamos solos viviendo la aventura de Ezio, recordándonos que Desmond está a nuestro lado y que él también tiene problemas que resolver. Ciencia ficción y aventura se dan la mano en una segunda entrega que aportará más luz a la trama general y que seguramente cautive a los amantes de ambos géneros.

REPORTAJE ASSASSIN’S CREED – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, hype y ambientación.
PÁGINA 2 – Personajes y datos históricos.
PÁGINA 3 – Jugabilidad y género.
PÁGINA 4 – Promoción y conclusión.

Antonio López 19 | 11 | 2009