assassins-creed-pestana
Con motivo del lanzamiento de Assassin’s Creed 2 queremos rendir un pequeño y sincero homenaje a la saga de Ubisoft. Tras una primera parte que consiguió vender ocho millones de unidades en todo el mundo, la compañía francesa consideró oportuno crear una segunda parte que superase en todos los aspectos a la primera. La franquicia se ha convertido en uno de los pilares fundamentales de la empresa dirigida por Yves Guillemot y es cuestión de tiempo que una tercera parte sea anunciada y termine copando portadas de revistas especializadas, virtuales o no.

En este reportaje queremos hablar de los aspectos más interesantes de Assassin’s Creed. Desde su historia, personajes y situaciones a su importancia dentro del sector interactivo, pasando por su imponente apartado gráfico y el exceso de hype. Por supuesto, haremos un extenso repaso a la primera y notable parte, la máxima responsable del furor que actualmente causa la saga y que en su día fue blanco de alguna que otra polémica. Prestaremos especial atención al contexto histórico que los títulos pretenden reflejar, a los cortos titulados Lineage y hablaremos de esa extraña pero interesante mezcla de ciencia ficción y aventura.

No pretendemos sentar cátedra con este pequeño artículo sobre la saga, pero esperamos que os divirtáis y paséis un buen rato con este texto que hemos realizado con mucha pasión y respeto por la franquicia. Tras probar Assassin’s Creed 2 sentimos la obligación de dedicarle algo más que un análisis a una obra interactiva que puede convertirse en todo un fenómeno de masas y que seguramente consiga llegar a millones de hogares interesados en descubrir emocionantes historias de aventuras, misterios y corruptelas de todo tipo. Poneos cómodos en vuestro asiento y dejaos llevar por la realidad virtual del Animus. Bienvenidos al universo Assassin’s Creed.

HYPE POR DOQUIER

assassins creed reportaje
Resulta imposible hacer un reportaje sobre Assassin’s Creed y no empezar hablando del hype que ha rodeado a la saga desde sus inicios, allá por 2007. Cuando fue anunciada, la primera parte del juego generó tal expectación que un gran número de usuarios y buena parte de la prensa especializada creía que las aventuras de Desmond y sus antepasados serían el salvador del sector interactivo, las encargadas de demostrar que los videojuegos no son sólo cosa de niños. Todo el material relacionado con la primera entrega que iba apareciendo en los medios y los comentarios entusiastas de quienes lo habían podido probar invitaban al optimismo.

Assassin’s Creed estuvo siempre rodeado de hype, vocablo procedente del inglés “hyperbole” que los medios hemos adoptado como recurso recurrente para designar a todos los juegos, películas, artistas o libros que reciben una atención exagerada y que copan páginas y páginas de información y noticias. Podría decirse que Assassin’s Creed fue el primer título de la nueva generación en conseguir acaparar la atención de la prensa de forma tan abundante aunque, evidentemente, ya hubo antes algunos títulos que consiguieron llamar poderosamente nuestra atención.

Posiblemente debido a ese exceso de hype y ante los comentarios halagadores que el título de Ubisoft se fue ganando, una vez llegado el momento de su lanzamiento se vendieron copias como churros. Por supuesto, esto fue realmente bueno para la industria y por primera vez desde que llegaron las consolas de nueva generación –PS3 y Xbox 360– pudimos comprender de lo que eran capaces esas maquinitas. Pero, como sucede en estos casos, las expectativas no se vieron cumplidas o, al menos, no del todo. Y ojo, que nadie se lleve a engaño, pocos juegos han sido capaces de superar las ingentes hordas de comentarios positivos y “pelotas” que los usuarios y profesionales hemos ido dejando. Por lo tanto, que Assassin’s Creed fuera víctima del hype y no terminará de satisfacer las ansías del público no significa bajo ningún concepto que estemos ante un mal título. Todo lo contrario.
youtube assassins creed reportaje assassins creed 2
Bajo el manto del género de aventuras se escondía un juego de ciencia ficción pura y dura que tenía la tremenda valentía de situar los acontecimientos principales de la historia en la Baja Edad Media, en la época que musulmanes, judíos y cristianos andaban a la gresca, tal y como sucede –por desgracia– en nuestros días. Pocos juegos habían apostado hasta el momento por ofrecer ese contexto histórico tan fascinante como eje principal de una trama, por lo que recorrer las bellísimas calles de las ciudades resultaba toda una gozada. Pero, volviendo al tema del hype, Assassin’s Creed no fue la obra maestra indiscutible que todo el mundo esperaba. Al final, resultó ser un juego muy notable, con una calidad gráfica incuestionable y momentos dignos de sobresaliente. No era la panacea del mundo interactivo, pero aún a día de hoy consigue sorprender con su propuesta y es toda una obligación para los amantes de los videojuegos.

ESPECTACULAR AMBIENTACIÓN

Habiendo dejado claro el asunto del hype, vamos a centrarnos ahora en los magníficos motores gráficos de las dos entregas de la franquicia: Havok y Anvil. Ambos han conseguido recrear a la perfección dos épocas tan distintas y convulsas como el Jerusalén del año 1191 y la Venecia renacentista del siglo XV. En la primera entrega de Assassin’s Creed tuvimos el tremendo placer de descubrir un mapeado extenso, repleto de vida y detalles, llegando a ser uno de los principales atractivos de la obra. El título nos permitía visitar tres ciudades principales que bien valían la atención prestada por parte de los desarrolladores.

Jerusalén, Acre y Damasco conformaban un trío maravilloso en el que resultaba una delicia descubrir edificaciones reales como la Cúpula de la Roca o la Mezquita Omeya. A diferencia de lo que cabría esperar en un principio, el juego ofrecía tres escenarios de dimensiones bastante considerables. Podíamos explorarlas a pie, con el riesgo que ello conllevaba para la salud de nuestro protagonista, o hacerlo por los tejados, donde resultaba mucho más sencillo pasar inadvertido, por mucho que los vigías se empeñaran en querer echarnos el guante. No podemos olvidarnos, claro está, de la pequeña urbe de Masyaf, donde tenemos nuestra base de operaciones y que, según varios historiadores, se corresponde con bastante exactitud a la ciudad de por aquel entonces.
assassins creed ingame assassins creed 2 reportaje
Lo mejor de este trabajo de ambientación es que cada ciudad tenía su propia arquitectura, su propia vida y representaba estilos muy diferentes. Aunque, evidentemente, el juego tenía algunos errores y licencias históricas para facilitar su compresión, es muy loable que Ubisoft Montreal quisiera ofrecer algo diferente a los usuarios. Tampoco podemos olvidar que el mapa central ofrecía una extensión considerable y estaba repleto de pueblos, aldeas, torres de vigilancia y demás elementos que conformaban un entorno realista y admirable.

Por su parte, Assassin’s Creed 2 nos permitirá visitar las ciudades italianas de Venecia, Florencia y Roma. Aún está por ver si el conjunto urbano y monumental del juego está a la altura del primero, aunque todo hace pensar que así será. Sólo debemos recordar que el Renacimiento fue una de las corrientes artísticas, culturales e intelectuales más importantes de la historia de la humanidad. Sería lógica augurar que encontraremos más de una sorpresa en las tres urbes que visitaremos a lo largo de la historia. De momento, ya hemos podido comprobar de primera mano que Venecia estará fielmente reflejada con la presencia de sus conjuntos arquitectónicos y monumentales más importantes, incluyendo –como no podría ser de otro modo– la Plaza de San Marcos en todo su esplendor.

Evidentemente, toda esta genial ambientación de la que estamos hablando no sería posible sin los poderosos motores gráficos que mueven ambos títulos. Aunque es cierto que el primer Assassin’s Creed tuvo ciertos problemas visuales al principio –con decenas de vídeos en Youtube que lo atestiguan– que iban desde dobles de nuestro personaje a un caballo con las patas en posturas inverosímiles, no hay nada que no arregle un buen parche. El espectáculo visual que supone visitar los escenarios urbanos y rurales de ambos títulos es todo un placer para nuestra vista. Es imposible olvidar algunas secuencias y en la memoria de los más “jugones” seguro que hay escenas grabadas a fuego. Desde luego, la primera vez que traspasas las puertas de una ciudad y compruebas que dentro hay vida, mercaderes, guardias, ladrones y todo un mundo de personajes rodeados por edificios y un entorno urbano brutal, sientes la necesidad de frotarte los ojos. Lo que vemos es tan real y espectacular que deja en paños menores a más de una superproducción de Hollywood.

REPORTAJE ASSASSIN’S CREED – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, hype y ambientación.
PÁGINA 2 – Personajes y datos históricos.
PÁGINA 3 – Jugabilidad y género.
PÁGINA 4 – Promoción y conclusión.

Antonio López 19 | 11 | 2009