El diario inglés The Guardian se hace eco de una noticia que nos ha dejado anodadados a todos en la redacción. Y es que, según la publicación, en determinados centros penitenciarios de China, obligaban a los presos a jugar a títulos multijugador online como World of Warcraft para conseguir oro que luego cambiaban por dinero real.

El caso ha salido a la luz gracias a la denuncia de Liu Dali, un prisionero chino que fue encerrado en la prisión de Jixi en el año 2004 que avisó a las autoridades de que se estaba obligando a los presos a este tipo de trabajo. Los reos pasaban más de 12 horas diarias jugando y si no alcanzaban las cuotas exigidas eran castigados físicamente golpeándoles con tubos de plástico.

Todo un escándalo que ha revolucionado al mundo y que sorprende por su inverosimilitud, ya que cuesta creer que se lleguen a estos extremos. Los videojuegos no son una tortura y menos un negocio que lucre a terceros por explotar física y psicológicamente a otras personas y es por ello que desde juegosDB denunciamos este tipo de abusos y confiamos en que las autoridades tomen las acciones necesarias para que este tipo de conducta no se repita más. Os dejamos con el artículo original por si queréis conocer más detalles sobre esta macabra noticia.

Victor Monfort 29 | 05 | 2011