BAJO EL MAR NO HAY SIRENITAS

monster hunter tri online monster hunter tri wiiware
Los cazadores más observadores serán premiados con valiosos objetos, ya que algunos monstruos interactúan con el entorno de una forma un tanto peculiar. Los Altaroth -las hormiguitas- se pirran por setas, semillas, miel… así que es normal presenciar a una hilera de estos seres yendo hacia el nido con el abdomen repleto de condimento. Si en ese momento el cazador rompe con el ciclo alimenticio y mata a los insectos, sus cuerpos desprenderán una versión mejorada -y en ocasiones rara- del objeto que acaban de comerse. Es como una versión un tanto retorcida de los documentales de David Attenborough.

En cuanto a los cambios más evidentes, la introducción de entornos acuáticos es sin lugar a dudas el más importante. Los controles para nadar son sorprendentemente fáciles, y la amenaza de acabar ahogado es remota gracias a una barra de oxigeno generosa y a la ingente cantidad de burbujas auxiliares que pululan por el suelo marino. Las batallas gozan de un ritmo pausado -pero no por ello aburrido- y acaban convirtiéndose en los momentos más esperados del juego ya que son una bocanada de ¿agua? fresca gracias a que los duelos se producen en un ambiente tridimensional que exige una predisposición radicalmente diferente a la de los duelos terrestres.

FIESTA ONLINE EN EL DESIERTO

Quizás Monster Hunter se ganó su fama de serie dirigida a jugadores elitistas porque hasta la fecha las versiones occidentales de los títulos carecían de un modo online, así que los usuarios -a no ser que tuviesen la suerte de contar con amigos intrépidos- se veían obligados a intentar superar a solas aquellas misiones pensadas para dos o más cazadores. Pese a que Freedom Unite aportó ayudas como compañeros Felyne, inevitablemente las incursiones se tornaban aburridas, por no decir imposibles.

Que Monster Hunter Tri goce de un sistema online arcaico pero sólido es una gran sorpresa; que los jugadores no deban pagar cuotas como en Japón es un milagro; y que Nintendo haya descubierto la inutilidad jugable de sus “códigos amigo” es un fenómeno paranormal digno de ser estudiado por Iker Jiménez y asociados. Con tantas mejoras, ya no hay excusa para convertirse en un cazador de rango mayor.

Las misiones online transcurren en Loc Lac, ciudad desértica que tiene un misterioso vínculo con los míticos dragones ancianos. Inesperadamente, su localización poco turística no ha impedido que decenas de mercaderes se aposenten en sus murallas para garantizar que los cazadores dispongan de todos los servicios y mercancías que necesiten: forjas, trueques, cantinas, pensiones… Evidentemente, con tantas ofertas y promociones especiales, es de agradecer que en cada distrito haya un guía dispuesto a informar a los jugadores de las últimas novedades.

NUNCA ESTARÁS SOLO

monster hunter tri game
El sistema puede parecer pesado pero incentiva la creación de grupos improvisados: primero el jugador elige servidor -éstos se dividen por habilidad: experto, novato…-, a continuación selecciona una de las múltiples “puertas” que dan a la ciudad y que sólo permiten un máximo de 100 usuarios y finalmente el usuario crea o se une a una versión de Loc Lac para cuatro cazadores. En este último paso, el juego le pedirá que elija un mensaje de bienvenida que describa sus intenciones, desde el típico “¡Todos serán bien recibidos!” hasta “¡Sólo aquellos que tengan ganas de hacer muchas misiones!. Asimismo, las entradas contienen tablones de anuncios para buscar compañeros con intereses afines. Por fin el eslogan de la serie “En el mundo de Monster Hunter nunca estarás solo” deja de ser una falacia para pasar a ser una dulce realidad.

Ahora bien, ¿cómo identificar un novato de un veterano? Dejando de lado la técnica de mirar el inventario de los compañeros -los expertos llevan de todo, incluso patitos de goma por si se encuentran con una bañera en medio de la tundra, mientras que los neófitos creen que con su cándida voluntad será más que suficiente para doblegar a seres mastodónticos- la evolución de un cazador se mide por su rango. Cada vez que el jugador completa una misión, gana puntos que se añaden a su rango; una vez se haya alcanzado una cifra determinada, el cazador sube de nivel y accede a mejores servicios y a encargos más complejos. Repítase ad infinitum. Cabe destacar que en este modo las tareas secundarias no sólo recompensan al usuario con objetos adicionales, sino que además aceleran su ascenso por esta peliaguda profesión.

DIVERGENCIA

Se recomienda fervientemente visitar Loc Lac una vez se hayan finiquitado los tres primeros niveles de la Aldea de Moga, ya que aunque las misiones iniciales de la ciudad desértica son un refrito de las del modo historia, éstas contienen enemigos más fuertes y tenaces. Además, cuando el jugador haya vencido al primer Leviatán ya habrá aprendido todos los conceptos del título y habrá forjado armas y armaduras de segundo rango; en otras palabras: estará preparado para trabajar en equipo.

No obstante, poco a poco ambos modos empezarán a distanciarse ya que las misiones online mostrarán monstruos inéditos, normalmente originarios de entregas anteriores pero con un diseño y patrones de ataque remodelados para evitar que los veteranos acaben con ellos en un santiamén. Asimismo, Loc Lac tendrá eventos especiales cada cierto tiempo como recolectas masivas o enfrentamientos alucinantes; por ejemplo, durante la realización del presente artículo el título retaba a los jugadores a luchar contra cuatro Gran Jaggi a la vez. Aunque se trata de un monstruo relativamente fácil, cuando un par de éstos comparten zona y empiezan a llamar a sus subordinados la pantalla pasa a ser un homenaje a la secuencia del camarote de los Hermanos Marx. ¡Y dos huevos duros!

Existen misiones online muy especiales que abandonan la mecánica tradicional, ya que la amenaza alcanzará proporciones bíblicas. Revelar más detalles aguaría la fiesta a los cazadores, pero es posible que aquellos que despierten por la noche con sudor frío recorriendo sus espaldas al recordar a Lao Shan Lung sabrán por dónde van los tiros. O mejor dicho, los cañones.

ESPECIAL MONSTER HUNTER TRI-ÍNDICE

PÁGINA 1

PÁGINA 2

PÁGINA 3

PÁGINA 4

PÁGINA 5

Daniel Cáceres 06 | 05 | 2010