LOS ENCANTOS DE MOGA

mht wii monster hunter wii
La aldea es el centro de operaciones del cazador y también irá cambiando gracias a sus acciones. Al principio, el temor por los terremotos ha cortado toda comunicación con el mundo exterior así que las tiendas tan sólo ofrecerán suministros elementales y la granja contará con pocos trabajadores. No obstante, cuando el jugador empiece a infundir paz y seguridad, los pueblerinos querrán retomar sus negocios y para ello necesitarán objetos y puntos de recursos; estos últimos se consiguen en el bosque de Moga, ya sea matando monstruos o encontrando ítems especiales.

Todos los servicios de Moga giran alrededor de la fase preparatoria. La granja -un lugar que los fans reconocerán- sirve para conseguir automáticamente materiales básicos sin necesidad de ir a por ellos durante las misiones principales. La flota de pescadores irá encantada a por peces y tesoros de otras tierras a cambio de recursos, aunque tardará días en regresar si el destino es lejano. Por último, de tanto en cuando aparecerá un barco mercante con exclusividades jugosas a las que sólo se pueden acceder mediante el trueque. Cada acción de esta índole requiere tiempo, y es que otra de las novedades de Tri es su sistema de día/noche. Cada vez que el jugador supera una misión o vuelve de una expedición al bosque, la vida en el pueblo avanza.

Esta amalgama de novedades será difícil de digerir para los jugadores provenientes de entregas anteriores, pero resulta una forma muy efectiva de animar a los recién llegados a que organicen sabiamente su tiempo y recursos, dando así su primer paso para convertirse en grandes cazadores.

“MISIONEROS”

monster hunter tri ingame wii reanalisis mht wii
A primera vista, la estructura del modo historia ha permanecido inalterable a las sacudidas de los misteriosos terremotos: el cazador tiene a su disposición una serie de misiones de un mismo nivel de dificultad que puede completar en cualquier orden. Al acabarlas todas -o al menos la gran mayoría- aparecerá una tarea urgente que normalmente implica acabar con un monstruo más fuerte que los anteriores; una vez vencido, se desbloquea una nueva tanda de encargos. Y así sucesivamente.

Las misiones se dividen en cuatro categorías: las de recolecta son una excusa para que el jugador conozca todas las zonas de cada entorno; las de caza menor son aperitivos o interludios para las de caza mayor, protagonizadas por las verdaderas estrellas del título; y finalmente las de captura obligan al cazador a atrapar con vida a estas moles con sobresaturación de colas, pinchos y garras.

Los cambios significativos han optado por la sutilidad. Por ejemplo, ahora las misiones cuentan con tareas secundarias que no sólo recompensan al jugador con objetos y dinero extra sino que además le indican indirectamente cómo realizar técnicas avanzadas para vencer enemigos, amén de ayudarle a encontrar la mejor forma de completar el encargo.

Como muestra, un Qurupeco. Este Wyvern alado -que parece haberse estampado contra una tienda de pintura- sabe imitar el grito de socorro de otras razas, así que un enfrentamiento contra el primo lejano del Pájaro Loco desembocará siempre en una persecución a la Benny Hill. No obstante, su primera misión de captura ofrece ítems adicionales a todo aquel que le destroce el buche, y es que su pecho se infla cada vez que está a punto de ofrecerle al público una sonata en re mayor. Así, el jugador descubrirá cómo enmudecer a su contrincante para siempre. O hasta que se compre una bocina, claro está.

ESTRELLA INVITADA: CHA-CHA

monster hunter videos monster hunter tri trailers
Buenas noticias: los Felyne ya no acompañarán al héroe, ¡por fin dejarán de molestar con sus maullidos!
Malas noticias: el compañero en Monster Hunter Tri es Cha-Cha, un niñato que se cree el líder del dúo.
Funestas noticias: y baila.

El jugador tiene un grave problema en el modo offline: será el centro de todas las atenciones, complicando las huídas o la utilización de objetos. Menos mal que Cha-Cha es pesado pero útil. El chavalín aparecerá poco después de finalizar el tutorial. Forma parte de una extraña raza que tiene por costumbre mandar a los infantes a ir de aventuras para que se hagan hombres. Y con un poco de suerte cuando llegue el momento de regresar no recordarán el camino a casa.

A parte de servir de punching-ball para los monstruos, Cha-Cha ayudará al jugador de muchas formas: bailes divertidos que aumentan ciertas habilidades, ataques directos a los enemigos, recolección de recursos… Asimismo, el cazador tiene muchas opciones en cuanto a la personalización de su estilo de combate gracias a sus danzas y máscaras intercambiables. Y si no hace nada a derechas, siempre se le puede dar un buen espadazo. Por el bien de su educación. O algo así.

MONSTRUOSO

En Freedom Unite y en otros títulos para PSP, combatir contra dos o más monstruos de los grandes a la vez era todo un acontecimiento. En Tri, poco a poco llegará a convertirse en el pan de cada día, todo gracias a la potencia gráfica de Nintendo Wii. De este modo, incluso los primeros encuentros ganan en emoción y en espectacularidad.

¿Ejemplos de primer y segundo plato? ¡Oído cocina! Mientras que en títulos anteriores lo normal era enfrentarse a un grandullón junto a dos o tres de sus versiones más pequeñas, ahora la camada puede contener sin ningún problema hasta diez miembros. Así que los lectores que todavía no hayan ido a su tienda más cercana a adquirir el título sólo tienen que imaginarse el baile frenético que se verán obligados a seguir cuando conozcan al Gran Jaggi, una especie de dinosaurio que con un sólo grito atraerá a todos sus súbditos, tanto machos como hembras.
monster hunter tri imagen
Asimismo, no deja de ser excitante situarse en la costa y comprobar cómo poco a poco van surgiendo las cabezas curiosas de diversos Ludroth -unas bestias marinas capaces de andar en tierra- y cómo acto seguido cinco o seis de estas criaturas dan un salto ofensivo al unísono para abandonar el mar y enfrentarse al posible invasor de su territorio. Si la batalla acaba en el agua, es posible que el jugador acabe vencido debido a su incapacidad de reaccionar ante sus ataques, no porque éstos sean rápidos o potentes, sino más bien porque se quedará embobado ante la majestuosidad y sincronización de cada movimiento.

La presencia de muchos enemigos a la vez puede ser la oportunidad ideal para ser testigo del nuevo “eco-sistema” de la serie. Que nadie se espere algo complejo, ya que en muy pocas ocasiones habrán enfrentamientos directos entre monstruos de distintas razas. De nuevo, el encanto se encuentra en los detalles más sutiles, como un medidor oculto del aguante de cada criatura; cuando el bicharraco esté muy cansado irá en busca de comida o regresará a su guarida para echar una cabezadita. Si el jugador lo detiene a tiempo, el behemot estará tan agotado que sus ataques empezarán a fallar sin remedio, convirtiéndole al fin en un blanco fácil.

ESPECIAL MONSTER HUNTER TRI-ÍNDICE

PÁGINA 1

PÁGINA 2

PÁGINA 3

PÁGINA 4

PÁGINA 5

Daniel Cáceres 06 | 05 | 2010