Consola PS4 Pro

Apenas han pasado 3 meses desde que PlayStation decidiera acabar con todos los rumores y filtraciones del proyecto PS4 Neo, con la salida de PS4 Pro a la luz. Un remodelado de su consola más actual, que ofrece una experiencia de juego más ambiciosa al usuario, gracias a grandes mejoras realizadas en su hardware.

Con este remodelado, PlayStation no sólo rompía con la costumbre de ofrecer una simple versión actualizada y eficiente de su modelado, sino que, por primera vez en su historia, saca al mercado lo que podríamos considerar una consola intergeneracional, que compite con su propio mercado de consolas.

Expositor de PS4 Pro

¿Qué mejoras nos esperan con PS4 Pro? ¿Cuáles han sido los principales objetivos en la decisión del remodelado? ¿PS4 Pro afecta directamente al futuro de los usuarios poseedores de PS4? Son muchas las preguntas que se están generando en torno a la llegada de PS4 Pro, y ante la posibilidad de responder a algunas de ellas, el pasado 10 de noviembre acudimos a la fiesta de presentación de PS4 Pro, con la incertidumbre y emoción que siempre da conocer una nueva consola.

¡Bienvenida MS. PS4 Pro!

Ya la tenemos entre nosotros. Después de unos meses tras su presentación oficial, PS4 Pro llega a España para presentar la nueva apuesta de PlayStation por un mayor rendimiento y calidad gráfica en la experiencia de juego, motivados por los avances incluidos en sus capacidades técnicas.

De esta manera, cada PS4 Pro contiene comparada con su hermana mayor, una mejor CPU con mayor velocidad de procesamiento, más del doble de GPU (4,20 TFLOPS) y una mejora de memoria de los 8Gb de RAM GDDR5, con el añadido de 1Gb de VRAM.

PS4 Pro en funcionamiento

Pero para los poco avanzados en el lenguaje informático, ¿qué significa todo esto? Sencillamente, una mejora de casi el doble de sus capacidades técnicas, orientadas para presentar un resultado de rendimiento en entornos 4K HDR de una manera efectiva, pero no de manera nativa. Esto es debido a que PS4 Pro cuenta con el mismo lector Blu-ray que su antecesora, por lo que el procesamiento para el desarrollo de imágenes 4K HDR, se realiza por medio de procesamiento virtual (Geometry Rending / Check boarding), que permite la simulación de una imagen cercana a los criterios del 4K.

Gracias a estas ventajas, PS4 Pro podrá desplegar todo su potencial gráfico en los nuevos televisores con capacidad 4K HDR, mostrando una resolución de imagen, contraste y capacidad de colores inauditos hasta la fecha, que podremos disfrutar tanto en los juegos mejorados para la experiencia PS4 Pro, como en contenido de streaming gracias a sus plataformas de VOD como Netflix.

Para poder disfrutar de los cambios efectivos de estas mejoras, durante el evento de presentación tuvimos la oportunidad de acceder a un pase de prueba de la demo de Horizon Zero Dawn del pasado E3 2016, con el curioso añadido de poder intercambiar entre el HD 1080p y el 4K HDR, demostrando una mejora detallada del entorno y una iluminación y colorido detallado e intenso.

PS4 Pro en pantalla 4K

Pero si al igual que la gran mayoría de usuarios, tienes una televisión que no sobrepasa el 1080p, las ventajas que te ofrece PS4 Pro se centran en un mejor provecho de los juegos, con un rendimiento más dinámico y estable, por medio de la completa compatibilidad de PS4 Pro con los contenidos lanzados para PS4 hasta la fecha, así como una mejor capacidad para el soporte del nuevo dispositivo PlayStation VR.

Con un precio de 399€ de lanzamiento, PS4 Pro es una apuesta ambiciosa de PlayStation por ofrecer un nuevo modelo de consola, destinado a apretar un poco más allá el acelerador en el tramo final de esta generación de consolas, con un producto más avanzado a un precio bastante competitivo. Esperemos que la filosofía mostrada de una compatibilidad conjunta entre consolas continúe por bastante tiempo y que los usuarios de PS4 no nos veamos perjudicados en un futuro, con una consola de segunda fila, sufriendo las consecuencias de un desarrollo roto entre dos plataformas.

Una duda razonable

Tras toda esta recopilación de datos técnicos y promesas de rendimiento, llega el momento en el que todo aficionado a los videojuegos se hace un par de preguntas: ¿Es PS4 Pro una opción idónea para su compra? ¿No sería mejor la oferta más económica de PS4 Slim? Para responder a estas preguntas, tenemos que detenernos en algunos detalles en torno a cada usuario.

Las diferencias entre las prestaciones de PS4 Pro y PS4, aunque son evidentes, no alcanzan el nivel de cambio que sucede en los saltos generacionales de consolas. Es cierto que un aficionado con una televisión 4K con capacidad HDR podrá disfrutar de todas las características potenciadas de PS4 Pro con los juegos y el streaming de videos en 4K, pero para un consumidor con una televisión en HD, las ventajas se reducen a un pequeño aumento en el rendimiento y estabilidad de la consola.

Entonces, ¿merece la pena apostar por el cambio de consola? Sólo lo recomendaría para aquellos usuarios con dispositivos adaptados para el cambio, que también estén interesados en las capacidades de PlayStation VR. Para los demás, PS4 y PS4 Slim ofrecen un producto más adaptado a sus televisores, con un precio mucho más competitivo.

Presentación de PS4 Pro

De acuerdo a las declaraciones de Jorgue Huguet (Director de Marketing de SIE España): “PS4 Pro es la apuesta de Sony por ofrecer un sistema de entretenimiento con las mejores capacidades de imagen y rendimiento para los usuarios más exigentes”. Es cierto que aspectos como la falta de una resolución 4K nativa es algo reprobable, sin embargo, las mejoras añadidas del producto a un precio de 399€ pueden hacer las delicias de los aficionados más exquisitos con sus aficiones.

Y es que al final, ¿quién no se ha dejado llevar por la opción Pro/Deluxe/Advance a la hora de comprar un nuevo dispositivo?

Marcos Pelillo 16 | 11 | 2016