JuegosdB ha tenido la oportunidad de probar PlayStation VR en el evento que Sony ha dedicado en Valencia al esperado gadget. Tras las presentaciones previas, tres televisiones con sus tres cascos virtuales nos esperaban con otras tantas demostraciones de algunos de los juegos más esperados por el usuario con ganas de realidad virtual. Until Dawn: Rush of Blood, Headmaster y London Heist han sido las demos que hemos probado, apenas treinta minutos de juego en total que nos ha dejado ganas de más. Y eso es algo bueno.

PlayStation VR para PS4

Para un servidor ha sido la primera experiencia con realidad virtual. Hasta ese momento no había probado ni HTC Vive, ni Oculus, ni siquiera las gafas VR de cartón ni las de Samsung Galaxy S6 y S7. Por lo tanto, ha sido la prueba de fuego que decidiría en apenas unos minutos si dichas vivencias con casco son de mi gusto o no. Para la tranquilidad del usuario medio diré que ha sido una buena experiencia, un gusto incluso, probar las VR. Sin mareos y sin problemas de visión. Eso sí, se recomienda probar primero lo que pueden ofrecer estas VR para saber de antemano que no vamos a tener problemas de ningún tipo con su uso continuado. El trece de octubre saldremos de dudas.

Headmaster ha sido la primera prueba. De pie, sin más aparatos que el casco y atendiendo a una voz en inglés que presentaba la mecánica de juego. El escenario, quizá demasiado oscuro para un videojuego que va de rematar centros con la cabeza ha servido de introducción a su simple mecánica. Tras un par de pruebas y un par de balones, todos los presentes hemos sentido cómo no vale mover la cabeza tranquilamente. Gracias a los sensores de la cámara de PS4 y del propio casco de realidad virtual cada movimiento y dirección de nuestra cabeza se ha sentido tremendamente realista. La velocidad y el ímpetu a la hora de golpear el balón cambian de manera drástica el efecto sobre el balón. Al igual que en la vida real.

Los centros se han sucedido desde atrás de la portería y desde los córneres y tras acabar la demo el propio juego nos ha enseñado qué es lo que veremos en la versión final: balones bomba, peligros dentados, cajas de metal y mucha mala baba a la hora de dificultarnos estrellar el esférico contra las dianas (no todas dentro de la portería). Una buena experiencia que ha sorprendido por lo realista del movimiento de nuestra cabeza a la hora de rematar que, eso sí, se ha mostrado algo parco en su realización técnica.

Until Dawn: Rush of Blood ha sido el segundo de los juegos que hemos probado en el evento. La temática nace del excelente Until Dawn, la aventura exclusiva de PlayStation 4 con reminiscencias del cine slasher. Eso sí, la mecánica apenas nos recuerda al videojuego de Supermassive Games. No nos movemos y estamos sentados en una vagoneta. Un tren de la bruja en el que disparamos a elementos del escenario y que ha sido la demostración con las sensaciones más vívidas. El terror se palpa gracias al sonido (unos cascos oficiales que nos han proporcionado) y al excelente uso de la paleta estética. Realmente hemos sentido que montábamos en una vagoneta y que recorríamos las vías, una sensación tremendamente real que muestra de lo que es capaz la realidad virtual a la hora de engañar al cerebro. ¿El uso de armas? Mucho más realista de lo que esperaba.

Una de las demos para PlayStation VR

La parte de London Heist que hemos probado nos ha llevado por una persecución en una autopista. El juego/demo, que se incluirá como parte de PlayStation VR Worlds, nos ha permitido llegar a altas cotas de interactividad con los PlayStation Move en nuestras manos. Hemos podido cambiar de emisora de la radio de manera intuitiva y realista, así como coger objetos del salpicadero. Llama la atención cómo estos mandos, que apenas han tenido protagonismo en Sony desde 2012, se conviertan en un objeto imprescindible para la experiencia. El resto del juego ha servido para probar la acción en primera persona (con disparos más guiados de lo que querríamos). De nuevo, nos ha parecido corta nuestra estancia en las carreteras de Londres y hemos querido más.

Sin duda, ha sido una experiencia positiva que ha ayudado más que ningún vídeo o texto a elegir o no PlayStation VR como próxima compra. Recomendamos que los usuarios prueben esta tecnología que, si bien es cierto no muestra apartados gráficos al nivel de los mayores exponentes de la consola (Uncharted 4, Battlefield 4, Killzone Shadowfall o el próximo Rise of the Tomb Raider) su experiencia de uso es más que satisfactoria, algo verdaderamente diferente a todo lo que hemos podido probar en videojuegos hasta ahora y se podría convertir en el germen de nuevas propuestas de cara al futuro. Por el contrario, dichas demostraciones jugables nos hacen pensar en la duración de los títulos. Todo apunta a que no será muy elevada. La otra gran pregunta, saber cuánto podremos jugar sin agobiarnos o cansarnos, queda en espera hasta el lanzamiento. Porque treinta minutos no son nada.

Adrián Hernán 13 | 09 | 2016