En lo nuevo del Prince of Persia para las consolas PC, Xbox 360 y PS3 ahí detalles importantes que se han venido manteniendo en los casi 20 años que tiene la historia. Uno de ellos es la agradable sensación de jugabilidad que esta vez es más que notable, además se le ha añadido más dificultad a cada etapa y los poderes del enemigo han mejorado para bien del juego.

La intención de Ubisoft Montreal es crear el inicio de una nueva trilogía, pero no les ha salido tan bien el trabajo porque se ve la esencia de la trama original en todo momento. Ahora el valiente héroe contará con la ayuda de Elika, una hechicera que le será de gran ayuda en momentos cruciales.

Las acrobacias, saltos y enemigos muy complicados de vencer están en cada nivel que recorran los personajes. Cada derrota, y serán muchas las que ocurrirán al inicio, animarán a los jugadores a enfrentarse una y otra vez a los malvados seres que habitan en la oscuridad del castigado Ahriman.

El príncipe contará con su espada para serle frente a los monstruos de diferentes tamaños y poderío que se encuentren en su camino. De no ser suficiente su arma en los enfrentamientos, que muchas veces serán uno contra uno, se tendrá la magia de Elika.

En general cada escenario guarda ese tono oscuro que un territorio atacado por una extraña sustancia, debe tener. Pero habrán partes que tienen mucha luz y eso va en contra de lo que significa una ciudad que esta a punto de entregarse al mal. A las animaciones no habría nada que reprocharles. Están realmente sensacionales y se podrá observarlas en su esplendor, cuando los combatientes realicen sus movimientos más arriesgados.

Jugabilidad, una historia interesante, buenos diseños y un gran trabajo en las animaciones, este nuevo Prince of Persia se le ve bien por donde se le mire, y, eso a quienes hemos seguido sus pasos desde sus inicios nos satisface mucho pues siempre fue un juego de calidad y con esta nueva entrega, no hace más que ratificarlo.

Freddy 26 | 10 | 2008