A finales de la 1989 nacía un Príncipe destinado a ser una leyenda dentro del mundo de los juegos. Su pasado esta lleno de éxitos, Ubisoft estuvo ahí para realizar secuelas, luego vinieron otras entregas que deseaban transformar la perspectiva y aumentar la calidad de una obra creada por Jordan Mechner.

Una nueva generación de consolas, entra las cuales PS3 es una de las más importantes, el Príncipe se embarca en otra aventura y esta vez estará acompañado de Elika, una princesa. Los protagonistas se encuentran en momentos complicados y por poco no se dan cuenta que luego están caminando de la mano en una peligrosa aventura que los llevará a recorrer numerosos escenarios donde los esperan fieros enemigos.


Ahriman es el rival principal, el personaje que deben desaparecer del mapa porque sino este mundo mágico se convertirá en un desastroso lugar donde vivir. Teniendo al poder de Ormazd de su lado, los héroes han decido traer la paz nuevamente, y no habrá soldado del Dios de la oscuridad que será capaz de ponerle freno a la tarea que piensa llevar cabo.

Prince of Persia para la consola PS3, es un nueva historia donde renacerán de seguro aquellos grandes momentos que esta franquicia nos hizo vivir en el pasado a muchos y además tiene los condimentos para caerle bien-demasiado- a los jugadores de la actualidad que pugnan por involucrarse en el excitante género de aventuras.

El Príncipe y Elika, hasta hace poco desconocidos pero que mientras transcurra los minutos y horas en esta nueva entrega, irán uniendo sus lazos y al ser nosotros testigos de eso, comprenderemos porque estamos con ellos y porque nos fascinará tanto esta producción de Ubisoft Montreal.

JUGABILIDAD

Las plataformas nos presentarán rivales que irán aumentando su poder ordenadamente, siendo en el comienzo sencillos de doblegar para luego convertirse en adversarios que requieran una pizca más de esfuerzo, sobre todo en el caso de los jefes finales.

Para ingresar a las cuatro zonas del juego deberemos derrotar a los guardianes, haciendo esto entramos al campo donde habrán cuatro áreas, pobladas de enemigos y retos por cumplir que nos permitan alcanzar la quinta área donde sucederá el enfrentamiento mas importante.

Los poderes de Ormazd están representados por colores, y los obtendremos por coger las esferas que irán entregando los mundos que hayamos liberado de las garras de nuestro enemigo, el cual también debe ser “sanado” por los poderes de Elika para convertirlo en un terreno prospero nuevamente.

Tendremos libertad para movernos por los escenarios que iremos visitando en busca de luchas y elementos que son las llaves para llegar al siguiente espacio de este castigado mundo. En muchas situaciones el Príncipe necesitará la ayuda de su compañera para realizar ciertas acciones como saltos, técnicas, etc. Son ejecuciones que sin Elika serán imposibles de hacer, y además cada vez que tengamos a la muerte respirándonos muy de cerca, ella aparecerá para rescatarnos de una caída que no tenia síntomas buenos.

Unos creerán que Elika ha sido invitada a la cita para ser poco más que una espectadora, la cual nos servirá de resorte para determinados movimientos, pero si llevamos las situaciones correctamente sabremos lo vital que es esta muchacha durante la aventura. Salvar al Príncipe de la muerte y colocarlo de nuevo en el lugar que presencio su error fatal, es una ayuda que ni él imagino tener.

Cuando se lleguen a activar las plataformas especiales, que son puentes para encontrarnos con zonas del juego, pasaremos por unas sencillas donde el salto será la única acción solicitada para salir a salvos, pero también recorreremos las más dificultosas, donde el Príncipe dejará su marca por techos y paredes, superficies donde se debe ser precavido para no ser presa fácil de los obstáculos. Todo se complementará con el hallazgo de puzles, desafíos que consumirán un rato de nuestro tiempo para darle una variedad necesaria a esta intensa travesía.

La parte que adorarán los veteranos seguidores y los noveles invitados a esta gala de acción, será las escenas combativas. El sistema del título nos permitirá usar la espada, un guante para agarrar al enemigo, un botón para las aprobaciones y otro para las acciones de Elika. Para ganarnos con la espectacularidad de los combos se debe sincronizar el uso de los botones, de hacerlo como es debido tendremos para nuestro deleite impresionantes momentos de lucha que se mezclarán con escenas cinemáticas fantásticas.

En resumen, para combatir los poderes de Ormazd tendremos que pasar por distintos escenarios que deberán ser curados por los poderes de nuestra compañera Elika. Aparte, la gran mayoría del juego vuelvo a sus raíces, es decir, las luchas más allá de las misiones, y, podremos hacer uso de todas las posibilidades que el control de la PS3 de Sony nos da para enfrentar, combatir y destruir a cada enemigo que vayamos encontrando en el camino. Claro, no es de esos juegos donde la sangre se ve por montones –además que la gráfica de Prince of Persia no está pensada para eso- pero sí es un juego que nos involucrará en una serie de contiendas realmente sorprendentes.

La jugabilidad de este título de Ubisoft es muy completa y recomendable para todos los usuarios, tanto para los seguidores de siempre como quienes desean tener su primer acercamiento a este príncipe.

GRÁFICOS

Visualmente el Prince of Persia de PS3 nos regalará unos escenarios ilustrados preciosamente, los cuales le dan un aspecto sensacional. Los mundos cuentan con distintas características, realizadas con un mimo que termina dándoles la calidad de una película de animación hecha por un estudio notable. Los ambientes son originales y crean la sensación exacta para meternos de lleno a un mundo que viene cediéndole su esplendor a las sombras de un poderoso rival.

Las animaciones en general son correctas y teniendo a técnicas parecidas al Cell-Shading, los diseñadores han formado una estructura estable para un apartado importantísimo en toda producción que aspira a la categoría suprema.

El único fallo que acaba con todas estas gracias expuestas, es la poca expresividad en las animaciones faciales de los personajes lo que podría tomarse como un descuido dentro de esta gran producción. Ahora, son los estudios quienes deben cuidar a la perfección los detalles de cada juego pues la competencia y las realizaciones cada vez más brillantes son una constante que va en crecimiento y, aunque, muchos comprarán el juego sólo por poder manejar nuevamente al príncipe que conquisto desde hace 20 años a los aficionados a los videojuegos, esto, no puede ser excusa de las faltas en la realización.

Que Prince of Persia tenga como base el volver a la raíces de jugabilidad de sus primeros títulos no quiere decir que los gráficos no demuestren el avance que puede hoy lograrse con los motores gráficos a disposición. La iluminación, movimiento de cámara y sobre todo el color son resaltantes en esta producción que en este apartado no obtiene un sobresaliente por el detalle de la falta de dedicación a los personajes.

Aquí es bueno resaltar que la crítica va solo a los detalles de los rostros de los personajes –que son obviamente vitales en el juego- ya que los detalles de los accesorios que los acompañan merecen también ser reconocidos. La forma en que ha sido trabajado el vestuario indica que Ubisoft buscó siempre definir bien los detalles de cada objeto, por desgracia, esto no llegó a los personajes en sí.

También hay que mencionar que existen pequeños momentos de falta de sincronización dentro del juego así como bugs donde algunos personajes aparecen y desaparecen en escena sin motivo aparente, pero, aparte de eso, el estilo anime del juego esta bien logrado y nos hace sentir parte de uno de ellos.

APARTADO SONORO

A pesar que la lista de temas es corta, los que tenemos suenan magníficos durante la travesía.

Las canciones podrían ser fácilmente elementos de una súper producción animada, aquellas que se exhiben en los salas de cine y que tienen presupuestos inmensos.

Intentemos escuchar con detenimiento las melodías que nos tiene preparado Prince of Persia y seremos recompensados con una agradable sensación. Además, los efectos especiales están encadenados a la perfección con cada una de las acciones que se van realizando dentro del juego, ya sean explorativas o de combate, y, crean una sensación de fluidez de las composiciones musicales del juego muy interesantes y que convierten a toda la realización sonora del título en una obra maestra y digna experiencia para nuestros oídos.

LO MEJOR DE PRINCE OF PERSIA

La vitalidad que expresan los protagonistas y la multitud de enfrentamientos que encontraremos son elementos que le dan fortaleza a un título que no disimula sus intenciones de apoderarse de las consolas actuales y llevarse consigo a los aficionados más leales de esta clase de juegos.

Gráficamente estaremos ante un trabajo bonito que estuvo a un suspiro de ser perfecto, además los temas son armas complementarías para que los usuarios entiendan la razón por la cual están enganchados a esta entretenida historia por varias horas.

La musicalización termina por englobar todos los buenos detalles de Prince of Persia y lo convierte en un título que debe ser indispensable para los aficionados a los juegos de plataformas y para quienes le han seguido los pasos por veinte años a este ícono del mundo de los videojuegos.

LO PEOR DE PRINCE OF PERSIA

No hay demasiados items que podríamos mencionar como lo peor del título o que reprocharle a un juego que brinda entretenimiento en grandes lotes, pero el ingreso a una zona por segunda vez para recaudar los elementos que nos servirán para acceder a otras partes de la aventura, da esa sensación un tanto molesta de pasar por un lugar que ya habíamos explorado. Otra mecánica para hacernos con estos importantes objetos hubiera borrado este recurrente episodio que daña la agilidad de un gran juego.

Y, como ya hemos dejado en claro líneas arriba otro detalle son la falta de gestos y naturalidad en el rostro de los personajes así como el hecho que existan algunas faltas de sincronizaciones en el juego.

CONCLUSIÓN

El impulso que necesitaba la iniciación de una nueva serie del héroe de Persia, es satisfactorio. Todos los esfuerzos del equipo de producción los han hecho merecedores de la victoria. Un juego agradable de manejar, de ver y de terminar, eso es Prince of Persia de PS3, un sistema que presta su grandeza por enésima vez a un título vibrante.

Es una creación tan notable que las siguientes entregas deberán pensarse muy bien, por un falta de conexión con esta primera parte podría ser un error que se pagara caro. Por ahora ya tenemos una opción brillante que mantendrá todos nuestros sentidos ocupados por agradables horas.

Freddy 10 | 12 | 2008