La saga de lucha más épica a nivel escénico vuelve con su quinta entrega numerada, para ofrecernos un digno plantel de luchadores conformado por caras nuevas junto a algunos de los personajes más carismáticos que han sostenido la franquicia durante años. Bajo un planteamiento gráfico de gran envergadura, y un sistema jugable caracterizado por mantener la esencia que hizo de SOULCALIBUR una de las series de videojuegos de lucha tridimensionales más exitosa durante varias generaciones, vuelve la leyenda ambientada en la época de las almas y las espadas.

17 AÑOS DESPUÉS…

soulcalibur 5 preview

… el principal hilo argumental se centra en el enfrentamiento entre Pyrrha y Patroklos, descendientes directos de nuestra querida Sophitia. A raíz de los acontecimientos, muchos de los personajes más queridos de la saga no repiten, aunque afortunadamente algunos otros vuelven a copar la lista de protagonistas con importantes cambios, tanto a nivel físico como jugable.

De esta forma, podremos disfrutar con el contundente estilo de lucha japonés del samurai Mitsurugi (ya entrado en años, todo sea dicho), el carisma ofensivo de Sigfried (letal con su espada renacentista Zweihänder), la brutalidad de Nightmare (resucitado de sus cenizas) o la voluptuosidad de IVY (letal tanto a nivel físico como utilizando su espada látigo). Voldo o Yoshimitsu (que en realidad es su sucesor) tampoco se pierden la cita para engrosar un catálogo de caras que cuenta con, además de la presencia de Ezio Auditore -personaje invitado desde la franquicia Assassin’s Creed-, un buen elenco de contendientes nuevo.

Entre los participantes creados específicamente para SOULCALIBUR V destacan la bella Yan Leixia (hija de Xianghua), el ya mencionado Patroklos (que mantiene el armamento de su madre, a saber: espada corta y escudo) o la misteriosa hechicera Viola (cuyo aspecto de Lolita gótica esconde un gran poder a golpe de bola mágica y garra de acero). Así hasta un total de 30 personajes que, sin embargo, no estarán disponibles desde el principio para darle más jugo tanto al modo historia como a los diferentes eventos del juego.

A LOS MANDOS DEL JUEGO

soulcalibur 5 ps3

Una vez relatados los aspectos clave del título en cuanto al rooster de personajes y el contexto temporal, hemos de decir que nuestro contacto con SOULCALIBUR V ha sido más que satisfactorio. A nivel jugable, hemos notado una respuesta inmediata de los personajes mientras encadenamos diferentes tipos de ataque. Las direcciones de los mismos son muy variadas: desde golpes ascendentes hasta totalmente horizontales, pasando por ataques de diferentes velocidades que tienen como objetivo desestabilizar al contrincante, separarlo del suelo o directamente hacer que pierda una parte importante de su barra de energía jugándonos la nuestra de poder (o Critical Gauge). Este último caso es el de los nuevos ataques Critical Edge, golpes de gran espectacularidad y fulgurante resultado que pueden decidir el devenir de un combate en cualquier circunstancia.

Otra de las novedades reside en la velocidad de juego, algo superior a la que estamos acostumbrados. Cuando sumamos partidas disfrutaremos de un ritmo de lucha muy variado, ágil y dinámico, donde la belleza de los movimientos se plantea de una forma espectacular a la par que elegante. Las transiciones entre ataques cortos, de media distancia, largos, combos, golpes especiales y agarres está tan bien planteada que cada combate sugiere un espectáculo visual tanto a nivel estético como jugable. Además, la inclusión de un movimiento de evasión lateral ofrece una nueva profundidad de manejo al título, multiplicando tanto las acciones de nuestro personaje como las reacciones de los rivales al ser atacados desde diferentes ángulos y con estrategias ofensivas distintas. En general, podemos decir que el balance del sistema jugable de SOULCALIBUR V permite una rápida asimilación de los conceptos bases (aquellos que nos permitirán disfrutar del título desde las primeras partidas), aunque para ser un experto deberemos practicar durante meses para convertirnos en unos luchadores virtuales letales.

Para redondear la jugada, Project Soul ha incluido diversos elementos interactivos en los variados escenarios (donde destacan, como siempre, unos interiores plagados de detalle junto a unos parajes exteriores de película) por lo que determinadas partes del escenario pueden sufrir cambios mientras combatimos. Pese a ello, y a nivel general, el riesgo en esta entrega sigue siendo bastante escaso, pues no se han decidido a implementar motores de impactos procedurales y reacciones realistas de los espacios escénicos interactivos, suponemos que para preservar el carisma arcade de la saga.

UN GRAN ABANICO DE POSIBILIDADES

soulcalibur 5  xbox 360

En definitiva, podemos considerar tras este contacto exhaustivo con el nuevo capítulo de la franquicia que, siendo conservadores hasta que tengamos la oportunidad de disfrutar del título para realizar el análisis, SOULCALIBUR V es uno de los juegos más completos y mimados de la compañía. Por una parte, en el plano gráfico el nivel mostrado por la nueva producción de Project Soul brilla gracias a unos modelados llenos de detalle en cada uno de los personajes, tanto a nivel biomecánico como en lo referente a la representación de sus armaduras y ropajes (llenos de efectos y texturas de gran belleza).

Por otra, la gran variedad de modos de juego (que incluyen el clásico modo Historia, un editor de personajes que nos permitirá personalizar de una forma increíble nuestras creaciones, además de ofrecernos la oportunidad de tunear personajes ya existentes, los clásicos modos competitivos online, la opción de partida rápida o la siempre bien recibida modalidad Arcade) reivindican SOULCALIBUR V como uno de los pesos pesados del año.

A pesar de ser conservador en su núcleo jugable (echamos en falta algo más de riesgo conceptual en este aspecto), además de conservar la filosofía estética que ya es tradición en la saga, el título que nos ocupa posee diferentes mejoras a nivel de manejo, lo que da como resultado una experiencia digna de los mejores videojuegos de lucha de la generación.

Sergio Melero 05 | 01 | 2012